LOPD en positivo

Los datos de nuestros clientes a buen recaudo

Con fecha 29 de diciembre de 1999 se publicaba en el Boletín Oficial del Estado la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, popularmente conocida con las siglas LOPD, que por tanto a estas alturas lleva ya más de una década de recorrido, pero sigue siendo una ley muy desconocida (e incumplida) en el ámbito empresarial.

Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) en España hay 3,42 millones de empresas (incluyendo autónomos profesionales), y sabemos que la inmensa mayoría tienen y tratan datos de carácter personal. Sin embargo apenas 600.000 responsables de ficheros han dado el primer paso en la adecuación a la LOPD: la inscripción de los citados ficheros en el Registro General de Protección de Datos. Resulta lógico deducir que tampoco habrán preparado el resto de documentación y mucho menos introducido el cumplimiento en sus procesos profesionales, y que por tanto no cumplen la ley y se arriesgan a ser sancionados por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Es este aspecto, el de las sanciones económicas, uno de los que mas se ha comentado a nivel empresarial, sin que la supuesta severidad de la AEPD haya servido para alcanzar una implantación generalizada, como hemos visto en el párrafo anterior.

Quizás por eso es conveniente recordar que más allá de los aspectos punitivos de la legislación, se dan poderosas razones de imagen, marketing y seguridad para comenzar a cumplir la LOPD.

Garantía para tus clientes

Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), casi el 80% de los españoles está bastante o muy preocupados por lo que se hace con sus datos personales. Un reciente estudio sobre las tendencias y riesgos de los consumidores online españoles asegura que el 60 por ciento de los encuestados considera que la protección de su información debería ser una prioridad en cuanto a seguridad TI. ¿Y tus clientes? Seguro que también. Aprovecha este “clima” social de inquietud y convierte la obligación legal en una ventaja para la imagen de tu empresa. Dile a tus clientes: “Conmigo no tienes que preocuparte. Somos una empresa seria, cumplimos la LOPD. Tus datos están seguros conmigo.”

El valor de la información

De la misma forma que se colocan cerraduras en las puertas de oficinas y almacenes con el fin de proteger los bienes que contienen y no es necesario que ningún gobierno dicte una ley para obligar a un empresario a implantar esas mínimas medidas de seguridad, se debe salvaguardar la integridad de la información (en muchos casos el activo más importante de la empresa). ¿Vas a esperar a que la ley te obligue para tomarte en serio proteger uno de tus bienes más preciosos: la información? Antivirus, firewall, copias de seguridad externas, y otras exigencias de la LOPD, deberían en cualquier caso ser parte de las políticas habituales y activas de cualquier empresario o profesional.

Eso sí, además de animar a cualquier empresario y emprendedor a aprovechar las ventajas del cumplimiento normativo en LOPD, tampoco se puede dejar de advertir sobre los riesgos de contratar profesionales y consultoras poco cualificados, surgidos como setas ante la situación de un mercado no regulado en el que teóricamente cualquiera puede ser “asesor LOPD”.

Especialmente reseñable (por negativa) es la práctica del llamado “coste cero”, consistente en utilizar los fondos de formación bonificable en la empresa para conseguir gratis los servicios de consultoría. La Fundación Tripartita ha indicado: “Las empresas que se bonifiquen por la contratación de servicios de consultoría (LOPD, LPR, etc.) deberán devolver los importes correspondientes y atenerse a las actuaciones pertinentes del Servicio Público de Empleo Estatal y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.”

Por supuesto la ley no obliga a contratar ningún tipo de servicio externo para proceder a la adecuación, cualquier profesional o el personal interno puede realizar el proceso si se informa de las obligaciones a cumplir. Por ejemplo con la Guía básica de Ayuda Ley Protección Datos.

En resumen: cumple la LOPD no porque seas una ley obligatoria, sino porque es una buena práctica empresarial que resulta beneficiosa, y si no dispones de recursos para hacerlo por ti mismo, busca un buen profesional que te asesore con garantía.

Imagen por: Ivan Rumata vía photopin cc

 

Sobre el autor, Jesús Pérez

Jesús Pérez Serna es Técnico en Marketing y Administración de empresas. Experto en ventas, marketing 2.0 y Protección de Datos (LOPD). Socio fundador de la Asociación Profesional Española de Privacidad (APEP). Coordinador Comercial de Fersoft Informática – SegurPlus, Director general de Expansiónate, y editor de los blogs Marketing Positivo y Ayuda Ley ProtecciónDatos.

Si quieres comentar el artículo pásate por nuestro grupo de Facebook.

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.