truco para un e-commerce de éxito: mvp
El truco para un e-commerce de éxito: construir un MVP (Producto mínimo viable)
5 (100%) 1 voto

En Emprenderalia somos seguidores de las metodologías Lean que se basan en lanzar lo más rápido posible un producto o servicio para después ir mejorándolo con datos reales.

Hasta hace unos años la filosofía de negocios que dominaba era la de crear el mejor producto posible con las máximas características posibles y cruzar los dedos al lanzarlo.

Por suerte llegaron las metodologías Lean para cambiarlo todo.

El auge de las metodologías Lean

Primero fue Steve Blank con su custumer development, después el maravillosos business model canvas de Alexander Osterwalder y el estallido llegó con Lean startup de Eric Ries y Lean Canvas de Ash Maurya.

Gracias a estos 4 visionarios, y a todos los que nos dedicamos desde entonces a compartir las claves de estas metodologías, la forma de crear negocios ha cambiado mucho a mejor.

La filosofía básica consiste en tener el mayor contacto posible con los clientes incluso antes de empezar a crear nada, para de esta forma conseguir que el negocio resuelva una necesidad real por la que estén dispuestos a pagar.

¿Te imaginas el ahorro en tiempo y dinero que esto supone?

La joya de la corona: el MVP

El MVP, o producto mínimo viable, es lo mínimo que necesitas para arrancar un negocio y empezar a obtener información de tus clientes. Para esto necesitas captar posibles clientes a través de estrategias de marketing o recurrir a empresas que te ayuden en este área como iSolated.

En vez de dedicar muchos recursos en tiempo y dinero para construir el mejor producto posible y ver qué pasa, lo que hacemos es hacer una versión simplificada con la que ya puedas comenzar a vender desde el primer día. Y desde ahí recopilar información de los usuarios, mejorando tu producto y modelo tras analizar las interacciones.

Aplicando Lean y MVP al e-commerce

Aunque los inicios de estas metodologías fueron en áreas relacionadas con el desarrollo de software, poco a poco se fue extendiendo hasta llegar al último rincón de internet.

En el sector del e-commerce seguir esta filosofía puede suponer la diferencia entre perder mucho dinero y empezar a conseguir resultados poco a poco. De esta forma se crea un negocio con una base más sólida.

El proceso resumido de montar una tienda online con esta filosofía puede seguir estas fases:

1. Hacer una primera investigación de mercado

Lo primero es investigar para saber qué puedes vender y qué te pueden comprar.

En esta fase es recomendable diseñar tu primer modelo de negocio para entender mejor cómo funcionará tu negocio en las áreas básicas.

2. Construir tu primer MVP

Con la información que has obtenido en el paso anterior puedes construir la primera versión de tu e-commerce.

Puedes utilizar servicios de e-commerce con los que sólo te tienes que encargar de rellenar productos y poco más, y recurrir a sistemas como el dropshipping que te permiten vender sin tener almacén.

Evidentemente tus márgenes iniciales serán bajos pero también lo será tu inversión inicial y riesgo.

3. Traer tráfico a tu tienda online

Para conseguir tus primeros clientes necesitarás recurrir a publicidad como Google Ads o Facebook Ads. Lo bueno es que con lo que vayas vendiendo podrás reinvertir sin tener que gastar más que en arrancar la maquinaria.

No te olvides de empezar a hacer e-mail marketing y SEO para ecommerce. No te darán resultados a corto plazo pero a la larga estarás contento de haber empezado cuanto antes.

4. Medir resultados e iterar

Con la tienda ya en marcha y las primeras ventas ya podrás analizar los resultados y decidir dónde tienes que mejorar en la próxima versión de tu MVP.A partir de este punto darás vueltas a todo el proceso para ir mejorando tu negocio con cada paso.

5. Perseverar o pivotar

Como estás avanzando en pequeños pasos siempre tienes la opción de:

  1. Perseverar: seguir haciendo más de lo mismo si los resultados son buenos.
  2. Pivotar: dar un giro a tu negocio para seguir probando con otros productos, formato…

Como puedes ver este proceso te permite avanzar minimizando el riesgo y gastando muchos menos recursos durante el proceso.

Las metodologías Lean no te aseguran que vayas a conseguir el éxito pero sí que no pierdas todo tu dinero en el proceso. Con el beneficio añadido de aprender en cada fase del proyecto para seguir acercándote al éxito.

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales:
Si estás pensando en montar tu propia tienda online en Emprenderalia te recomendamos Shopify. Una forma sencilla y económica de emprender.
Escrito por Xavi Sanchez
Xavi Sanchez

Xavi Sánchez es el fundador de Emprenderalia. Su objetivo es acompañar a otros emprendedores en su aventura empresarial y crear nuevos proyectos. Entre sus campos de acción preferidos se encuentran el marketing online, y las metodologías de negocio, creación de empresas y proyectos.

Si quieres leer más artículos de Xavi Sanchez visita su página.