Hoy en día casi todas las empresas, freelances y negocios están obligadas a publicitarse a través de Internet. Muy lejos queda la época en la que con unos carteles, algunos flyers y una web más o menos decente se generaban clientes.

Las opciones que hay para realizar dicha publicidad son muchísimas. Desde el clásico banner en una página web o el anuncio en un medio digital hasta la publicidad en buscadores y red de display de Google Adwords.

Sin embargo, hay una que todavía no se usa tanto y que puede marcar la diferencia para tu empresa: Facebook Ads.

¿Por qué hacer publicidad en Facebook Ads? ¿Cómo hacerla? ¿Qué tipo de publicidad elegir? Si quieres una respuesta para todas estas preguntas, sigue leyendo y te cuento lo que he aprendido en mi experiencia utilizando Facebook Ads a diario.

¿Por qué publicitarse en Facebook Ads?

Con tantas opciones para hacer publicidad, ¿por qué yo recomiendo utilizar Facebook Ads? Por varios motivos:

  1. Precio: no hay comparación entre lo que cuesta conseguir un lead en Facebook Ads y lo que cuesta hacerlo en Adwords, Twitter Ads, LinkedIn Ads o cualquier otra plataforma. Si sabes cómo hacerlo, Facebook es el rey del precio.
  2. Alcance: la mayoría de personas de España tienen Facebook y se meten a diario en él. ¿Te parece poco alcance?
  3. Versatilidad: puedes anunciar una aplicación móvil, un descuento en un restaurante o una asesoría online. Hay opciones específicas para cada tipo de publicidad y eso facilita la vida a la empresa.
  4. Datos: en Facebook se puede hipersegmentar el público objetivo gracias a la cantidad de datos que la empresa de Mark Zuckerberg recoge a diario: edad, localización, intereses, costumbres y hasta elegir si quieres anunciarte a parejas con hijos o sin ellas. Un mundo gigantesco por explorar.
  5. Generación de marca: aparecer en Facebook da una buena imagen de tu empresa y genera branding. Mientras que antes la gente solo se fiaba que aparecía en la tele, hoy empiezan a fiarse también de lo que ven anunciado por Facebook.

Cómo hacer una campaña de Facebook Ads paso a paso

Entremos en el “terreno de juego”, vamos a crear nuestra primera campaña de Facebook Ads. Y no lo vamos a hacer de cualquier manera, sino eligiendo las mejores opciones para conseguir un precio asequible y llegar justamente al público objetivo de nuestra empresa.

1. Crea una página de Facebook

Si todavía no tienes una página, necesitarás una para hacer la publicidad. Es conveniente que, antes de hacer la publicidad, tu página tenga un cierto número de “Me gusta”.

¿Por qué? Porque darás una mejor imagen a Facebook y a los propios usuarios, que se fían más de una página con 15.000 “Me gusta” que de una con 100.

2. Entra en Facebook Ads

Puedes acceder a través de tu perfil personal (menú de la izquierda) o haciendo una búsqueda de Facebook Ads en el buscador de Facebook.

3. Elige el tipo de promoción

Existen 10 opciones para hacer publicidad en Facebook. ¿Qué significa cada una? ¿Cuál debes elegir? Veamos:

  • Promocionar tus publicaciones: tienen el objetivo de promocionar algo que hayas publicado en tu página (foto, texto, enlace, vídeo, …). Son muy buenas para hacer publicidad, si se sabe cómo hacerlo.
  • Promocionar tu página: campaña para conseguir “Me gusta” para tu página. Yo no la recomendaría jamás, ya que suele salir caro y con las otras campañas también se pueden conseguir “de rebote”.
  • Atraer personas a tu sitio web: para redirigir tráfico a tu página web o a una landing. No suelo usarla porque la siguiente es mucho más útil.
  • Aumentar las conversiones en tu sitio web: esta es la promoción por excelencia. Sirve para atraer personas a comprar un producto, descargar un documento o realizar algún tipo de acción en tu web. Gracias al píxel de conversión de Facebook podrás medir cuántas personas hacen esa acción y sabrás si la campaña está funcionando o no.
  • Aumentar las instalaciones de tu aplicación: perfecta para generar descargas de una aplicación en iOS o Android. Si tienes una app móvil, elígela.
  • Incrementar la interacción en tu aplicación: muy parecida a la anterior, pero con el objetivo de hacer que las personas que ya se la han bajado la usen más.
  • Llegar a personas que estén cerca de tu negocio: no la recomendaría, ya que esto se puede hacer en cualquiera de las otras. Además, no te permite segmentar por intereses, solo por localización. Solo podría ser útil si vives en una ciudad muy grande y quieres publicitarte a una zona en concreto.
  • Aumentar los asistentes a tu evento: si has creado un evento de Facebook por algún motivo y quieres que sea más visible, elige esta opción.
  • Conseguir que las personas soliciten tu oferta: para aquellos que tengan una oferta en su tienda de Facebook y quieran promocionarla por la red social.
  • Aumentar las reproducciones de vídeo: perfecta para anunciar cualquier cosa a través de un vídeo, que se autoreproduce en los tablones de los usuarios.
Artículo relacionado:  Cómo escribir un mail para establecer el primer contacto

Vale, ¿y de estas 10 opciones cuál es la más recomendable? Depende. Aun así, salvo que tengas una app o una tienda o evento en Facebook, yo siempre recomiendo promocionar tus publicaciones y aumentar las conversiones de tu sitio web.

Recomiendo la primera porque es la que a largo plazo sale más barata y la segunda porque sirve para medir el verdadero efecto de la publicidad. Además, la opción de las conversiones hoy en día permite hacer anuncios multiples como los que hace Hawkers (una de las empresas que mejor ha utilizado Facebook Ads):

Ejemplo Facebook Ads

Por lo tanto, de manera general utilizaremos la promoción de publicaciones o la opción de aumentar conversiones en el sitio web.

4. Segmenta el público objetivo

Una vez hayas seleccionado el anuncio, tendrás todas las opciones de personalización disponibles para elegirlas a tu gusto.

Si elegiste promocionar tus publicaciones, tendrás que seleccionar una de las que ya hayas publicado. En ese caso, antes de hacerlo te recomiendo generar interacción sobre esa publicación (“Me gusta” y compartidos). De esa manera, después te saldrá más barato el coste por clic.

En caso de que eligieras aumentar las conversiones, solo tendrás que elegir la URL a la que quieres redireccionar al público objetivo y crear un píxel de conversión. Para hacerlo elige qué significa para ti una conversión (descarga, añadir al carrito, …), nómbralo y añade el código que te da Facebook en la página correcta (carrito, página en la que se confirma la compra, thank you page, …).

Y llegamos a la parte importante de Facebook Ads: la segmentación del público. Podrás elegirla ubicación, edad, sexo, idiomas, intereses, comportamientos y conexiones.

Aquí es importante que no pienses “cuanto más mejor”. Lo que hay que hacer es llegar cuantas más veces posibles al público objetivo mejor. Si tu anuncio le aparece a mucha gente, pero casi ninguno tiene intención de compra, estarás tirando el dinero.

Por ese motivo, intenta segmentar tu público al máximo. Si tu negocio lleva un tiempo funcionando, te será fácil saber los rangos de edad, localización o sexo. En localización, en caso de que quieras hacer publicidad local, elige tu ciudad y un radio de 20-40 kilómetros.

En la parte de intereses puedes encontrar de todo, desde intereses genéricos como “gafas de sol” a otros tan específicos como marcas del tipo “Hawkers” o “Ray Ban”.

Aquí yo recomendaría pensar bien qué intereses te convienen, ya que siempre es mejor seleccionar segmentos pequeños. Por ejemplo, si tienes una tienda online de gafas y vendes productos del estilo de Hawkers, ¿por qué no publicitarte ante su público si Facebook lo permite?

En ese caso, podrías elegir varias marcas de gafas y publicitarte ante un público que sabes que es activo en Facebook y le gustan las gafas de sol de tu estilo. ¿No está mal no?

Artículo relacionado:  5 formas de aumentar las conversiones en tu sitio web

Una vez hayas tocado todos estos datos, fíjate abajo a la derecha en el apartado “Alcance diario estimado”. Retoca 2-3 años arriba y 2-3 años abajo las edades que hayas incluido y fíjate si este sube o baja. En muchas ocasiones, por añadir 1 año más en cada lado se pueden conseguir hasta 500-600 impresiones más por el mismo precio.

5. Elige cuánto gastar

El presupuesto para publicidad de Facebook se puede elegir por el total (lo que gastarás en total) o por un presupuesto diario. Yo recomiendo elegir el presupuesto por días y no poner fecha tope a los anuncios, ya que según algunos estudios esto hace reducir el alcance de las publicaciones.

A la hora de elegir el campo “optimizar para” si elegiste promocionar una publicación selecciona “Interacción con la publicación” y si elegiste el anuncio por conversiones selecciona “Conversiones en el sitio web”.

Ahora Facebook también permite hacer una programación de anuncios y elegir las horas a las que quieres que se muestren. Si sabes en qué horario pueden estar tus clientes en Facebook, crea una programación adecuada, aunque esto no influye demasiado por lo que yo he comprobado.

6. Crea el anuncio

Si utilizaste la promoción de publicaciones, todo lo que te voy a recomendar deberías hacerlo a la hora de crear la publicación, ya que ahora no podrás retocarlo.

En el seguimiento de conversiones podrás elegir entre anuncio de un solo vídeo o imagen o múltiple. Si tienes una tienda, elegiría sí o sí el segundo, ya que sería como tener un pequeño stand vendiendo constantemente tu catálogo en el tablón de Facebook. Si solo vendes un producto, elige el de una sola imagen.

La elección de la imagen (o vídeo si lo prefieres) es clave. De ella dependerá el 80% (o más) del éxito de tu anuncio, ya que Facebook vive por y para las imágenes.

En primer lugar, debes saber que la imagen no puede tener demasiado texto. De hecho, el texto solo puede ocupar un 20% de la imagen o esta será bloqueada. Puedes comprobar si tu imagen cumple esta regla aquí.

Después, podrás escribir un pequeño título y texto. Solo puedes utilizar 25 caracteres en el primero y 90 en el segundo, por lo que elige cada palabra con sumo cuidado. Ve directo al grano y pon la información importante con un título llamativo.

También puedes incluir 200 caracteres en la descripción del enlace (aparece bajo el enlace del anuncio), aunque esto se suele leer mucho menos. De todas formas, no hace daño incluirlo y aprovechar esos 200 caracteres para seguir mejorando el anuncio.

Si elegiste el anuncio por seguimiento de conversiones, no te quedes corto y hagas un solo anuncio. Aprovecha que Facebook te permite subir hasta 6 imágenes distintas y haz pruebas. Será como si tuvieras 6 anuncios distintos navegando por Facebook.

Artículo relacionado:  5 claves para mejorar el SEO local

Ahora solo queda elegir un botón adecuado para tu anuncio. Dependiendo del producto o servicio, será mejor elegir uno u otro, aunque lo habitual es seleccionar “Más información”.

Una vez hagas todo esto, o lo hicieras cuando publicaste tu publicación en la página, tendrás el anuncio listo para comenzar a hacer publicidad.

7. Elige donde quieres que aparezca el anuncio

Antes de cerrar el anuncio, te queda por elegir los lugares en los que aparecerá este. Pueden estar en Facebook para ordenadores, Facebook para móvil, en la columna derecha de Facebook o en la red de públicos.

¿Mi recomendación? Elegir tan solo la sección de noticias del ordenador y del móvil. Salvo casos muy aislados, la publicidad en la columna derecha no suele funcionar bien.

Y ahora sí que sí, el anuncio está listo para que pulses sobre “Realizar pedido”.

8. Analiza y mejora tus anuncios

Cuando hayas publicado el anuncio o los anuncios, analiza sus resultados en el Power Editor de Facebook. Podrás ver cuántas personas han hecho clic, cuánto te está costando cada conversión o el alcance que estás teniendo.

En caso de que eligieras hacer 6 anuncios distintos, ve descartando aquellos que tengan un CTR peor o que hayan convertido menos. Lo habitual es que al final te quedes con 1 o 2 y descartes el resto.

9. Un último consejo

Facebook consiste en probar y probar. Por ese motivo, yo recomiendo a cualquiera que se inicie en Facebook Ads que haga muchas campañas de presupuestos muy pequeños.

Con esas pruebas iniciales podrás saber qué campañas y públicos funcionan mejor, para posteriormente poder aumentar el presupuesto de estas y parar el resto.

Con todos estos consejos y esta pequeña guía ya estás listo para comenzar a anunciarte en Facebook Ads. Podrás marcar la diferencia y aprovecharte de todas las ventajas que esta red social tiene para las pymes.

Puede que al principio te cueste trabajo, te suene todo a chino o te parezca que estás tirando el dinero, pero te aseguro que a largo plazo acabarás “enganchado” a esta plataforma.

Si tienes cualquier duda o quieres ampliar alguno de los puntos, comenta y estaré encantado de responderte para echarte una mano.

 

Sobre el autor, Alfredo Pérez

Alfredo es el CEO en Ayuda-T Pymes, gestoría online líder en España con más de 2.000 clientes. Ha levantado su startup desde cero y tiene una amplia experiencia en marketing online gracias a la formación autodidacta y al día a día trabajando para generar clientes en su empresa.