¿Cuál es una de las preocupaciones más comunes para cualquier proyecto empresarial emergente? Sin duda la respuesta más automática y común será: la búsqueda de financiación.

Pero detrás de esta respuesta se esconde la clave de cuál es la verdadera inquietud: la dificultad y la absoluta importancia de visibilizar tu proyecto online dentro del universo emprendedor.

Evidentemente una startup no cuenta con un presupuesto elevado que invertir en macrocampañas de comunicación que generen ruido. También es cierto que los caminos que busca transitar un proyecto innovador de estas características se alejan de los tradicionales formatos de marketing, que en cierto modo no se ajustan ni a sus necesidades como empresa emergente ni a las necesidades de su público objetivo.

Los emprendedores precisan de lugares de encuentro donde se retroalimenten los procesos y se genere un auténtico ecosistema de networking eficaz. Donde todos los agentes involucrados y los potencialmente interesados tengan cabida. Afortunadamente existen estrategias y lugares a la medida de estos proyectos donde compartir e integrar.

Del escaparate al ecosistema: Internet y el nuevo networking digital

Hace mucho tiempo que internet dejó de ser un mero escaparate para los negocios de nueva creación o para los consolidados. Pero al margen del gigantesco paso integrador del negocio online y la visibilidad offline, los análisis nos llevan en la actualidad a identificar otras preocupaciones en relación con la visibilidad de un negocio cuya naturaleza sea el emprendimiento.

No podemos perder de vista una de las reglas básicas para cualquier startup: generar confianza para atraer inversión. Las redes sociales han cambiado drásticamente el poder y las fórmulas de prescripción del PR clásico. Y eso es algo a lo que ningún emprendedor puede dar la espalda.

Y para ello las estrategias actuales del marketing digital y las diferentes herramientas asociadas resultan fundamentales. Conceptos como SEO; SEM; engagement; elaborar contenidos de calidad o vertebrar estrategias social media como principales aliados, forman parte del día a día de la lucha por la visibilidad (y la supervivencia) de las empresas emergentes.

Los estudios y los análisis económicos están empezando a ser cada vez más conscientes de las nuevas necesidades y comportamientos en la esfera digital. E incluso comienzan a analizar cómo las startups, modelos de referencia de hacia dónde apuntan las prácticas financieras en el tejido económico actual, están cambiando las formas de concebir el capital social en el ecosistema on-line.

Las nuevas herramientas del networking digital

Y es que cada vez parece más lógico hablar de las nuevas herramientas del networking online y de su orgánica convivencia con las estrategias offline. Existe una auténtica necesidad de gestar viveros y caldos de cultivo para generar el mayor valor y rédito en torno a un proyecto.

Artículo relacionado:  Aprende a utilizar Linkedin de forma eficaz (parte I)

En este sentido, la proliferación de los “directorios de startups”, especialmente en el ámbito anglosajón, es un fenómeno que merece especial atención.

La aparición de plataformas que ofrezcan un lugar de encuentro para la evolución de los proyectos de emprendedores en suelo digital era una auténtica necesidad dentro del sector. Y de ello fueron plenamente conscientes los creadores de páginas cada vez más consolidadas como Killer Startups, Launched!, Geek Wire, Beta List, Beta Page, Startup Ranking y un largo etcétera.

No todos estos “directorios” de startups ofrecen los mismos servicios. Tampoco generan el mismo impacto. Pero la gran mayoría de ellos están, al menos, orientados a cubrir alguna de las necesidades más importantes para las startups en las delicadas etapas de su génesis:

  • Creación de comunidad.
  • Estimulación del feedback.
  • Búsqueda de visibilidad y posicionamiento.
  • Contribuir con las estrategias de marketing digital de los proyectos.
  • Constituirse en punto de encuentro de diferentes agentes del ecosistema emprendedor: incubadoras, aceleradoras, business angels (padrinos inversores), plataformas de crowdfunding, etc.
  • Fomentar el mentoring y otro tipo de fórmulas de patrocinio, mecenazgo e inversión.
  • En definitiva: contribuir con el networking en el ámbito online.

Cómo “estar en el radar”: encontrar clientes, socios e inversores

Precisamente en torno a estas reflexiones y de la preocupación de generar entornos que aglutinen recursos, talento e inversión surgen iniciativas en España como My Venture Hub.

La visibilidad y la atracción de financiación requieren de un análisis en detalle para no olvidar que los meros “escaparates”, como mencionábamos, ya no existen. Ni funcionan: ¿cómo queremos ser percibidos por nuestros potenciales clientes, inversores, mecenas y aportadores de recursos tecnológicos y de talento? ¿Dónde podemos encontrar un lugar de encuentro para desarrollar nuestro proyecto y acelerar su consolidación? ¿Por qué resulta imprescindible para nuestra startup promover sinergias que contribuyan con nuestro éxito?

La necesidad de repensar la coyuntura del networking para impulsar la visibilidad de los proyectos emprendedores va mucho más allá de un simple registro. Y el fenómeno se presenta, sin duda, fascinante.