iniciar una franquicia
9 errores a evitar al iniciar una franquicia
4.3 (86.67%) 3 votos

Si estás considerando comenzar un negocio de franquicias, probablemente hayas visto muchos lanzamientos de ventas recientemente. Los equipos de franquicias crean redes de ventas súper sofisticadas: sitios web, folletos, representantes de ventas, etc., todas trabajando en sincronía, sin parar, para venderte su franquicia.

Lo que no escucharás a menudo es que ser dueño de una franquicia puede ser tan arriesgado como ser dueño de cualquier otra pequeña empresa. Es por eso que hoy traigo los errores más grandes que siempre se cometen al crear una franquicia y cómo se pueden evitar. Recuerda que “Todos los logros, todas las riquezas obtenidas comienzan con una idea” (Napoleon Hill, fuente: Gananci).

Error # 1: Comenzar descapitalizado y poco informado.

No inviertas en una franquicia donde podrías quedar descapitalizado. Dirigir un nuevo negocio es desafiante y no siempre es inmediatamente rentable. Debes asegurarte de tener suficiente capital para operar unos pocos años con pérdidas o pocas ganancias.

Además, no hacer un trabajo completo en las investigaciones iniciales y llamadas de descubrimiento es arriesgado. También puedes usar muchas de tus suposiciones y estas pueden estar bastante cerca. Sin embargo, te sugiero que hagas preguntas muy detalladas durante el proceso de descubrimiento y que escuches cuidadosamente las respuestas. A menudo, lo que no se dice es tan importante como lo que se dice.

Asegúrate de tener el capital necesario antes de comenzar una franquicia. Puedes trabajar de más y ahorrar con estas formas de ganar dinero fácil y rápido.

Error # 2: Dejarse deslumbrar por las empresas de moda al iniciar una franquicia.

El error principal puede ser centrarse en un negocio solo porque está de moda, en lugar de uno que se ajuste mejor a tus intereses, habilidades y presupuesto.

Por ejemplo, con la jubilación de los baby boomers, el cuidado de personas mayores es un mercado floreciente. La demanda de cuidado de ancianos en el hogar en particular es probable que se dispare en el futuro previsible. Pero estos hechos a veces oscurecen el juicio de posibles franquiciados, lo que los hace pasar por alto otras industrias potencialmente rentables para las que podrían ser más adecuados.

En el caso de la atención para personas de la tercera edad, aunque existen franquicias que no requieren un historial de atención médica, debes ser un apasionado del cuidado de las personas mayores en su comunidad. Si no tienes esa pasión, es mejor que pruebes algo así como servicios de limpieza / mucama, donde todavía tienes bajos gastos generales y un fuerte potencial de crecimiento.

Tómate el tiempo para investigar y encontrar un modelo de negocio que sea rentable y que te guste. Lo último que deseas hacer es invertir decenas de miles de dólares en tarifas de franquicia y costos de instalación solo para darte cuenta de que este no era el negocio correcto para ti.

Error # 3: Subestimar los costos de inicio de una franquicia en un plan de negocios.

Es necesario armar un mejor plan de negocios. Tienes que aclarar los hechos antes de hacer una presentación al inversor. Y no sientas que tienes que comprar lo mejor de lo mejor, comprar usado también es válido. Incluso entonces, planifica gastar más de lo previsto.

Error # 4: No seguir el sistema del franquiciador.

“Solo sigue el sistema.” Es un consejo que escucharás varias veces y aunque en tu mente lo estés haciendo, quizás realmente no lo estás haciendo. SIGUE al SISTEMA.

Después de cierto tiempo puedes darte cuenta de que tu crecimiento no está donde debe estar y tendrás que realizar ajustes. Una vez que comiences a seguir el sistema por completo, lograrás los resultados que querías cuando compraste la franquicia por primera vez.

Error # 5: No saber delegar en el momento oportuno.

Una persona no puede hacerlo todo. Es importante darse cuenta de esto para poder evaluar qué partes del negocio manejarás y para qué áreas vas a necesitar personal calificado, que te apoye en el desarrollo del proyecto. Si no tomas esto en cuenta a tiempo es posible que el agobio te distraiga y pierdas de vista algunas tareas que no se están realizando como es debido. No temas pedir asesoría y delegar.

Error # 6: Volverte complaciente en la comercialización de tu franquicia.

Nunca ralentices tus esfuerzos de marketing, incluso cuando empiezas a probar el éxito. ¡No te conformes con la complacencia! Tus esfuerzos de marketing deben ser continuos. Debes analizar la efectividad de cada punto de venta. Entonces deberías compartir las estrategias efectivas con tus compañeros franquiciados.

Error # 7: Desviarse innecesariamente de tu plan de negocio de franquicia.

No te desvíes innecesariamente de tu plan de negocios sin una buena razón. El mayor error a evitar es hacer suposiciones generales sobre tu negocio. Antes de hacer cambios, es necesario hacer una investigación. Obtén tantos datos como sea posible para tomar buenas decisiones.

No asumas que otras personas con experiencia en la industria siempre están en lo correcto o siempre están equivocadas. Mira todos los problemas, compara los pros y los contras, luego toma una decisión que se ajuste a tu plan de negocios.

Error # 8: Pensar que lo sabes todo cuando se inicia una franquicia.

No te engañes a ti mismo y pienses que tu “vasto” historial de negocios te convertirá automáticamente en un franquiciado exitoso. Aprende de otros franquiciados. Fomenta las relaciones con otros franquiciados en tu área y en todo el país. Se aprende más de los franquiciados en tu área de lo que puedes imaginar.

No puedes hacerlo todo tú mismo. Si has hecho tu tarea, deberías formar parte de un sistema de franquicias con una buena estructura de soporte. Debe haber recursos a los que recurrir en busca de ayuda, orientación y asesoramiento.

Error # 9: Esperar que una franquicia sea un negocio en una caja.

Muchos nuevos propietarios de franquicias esperan comprar un negocio en una caja, y esperan que cuando abran esa caja tendrán clientes esperando en la puerta de su casa. Para la mayoría de los franquiciados, ese no es el caso.

Debes invertir tiempo y energía en desarrollar la marca de la franquicia en el territorio o la región donde tienes licencia para operar. Si bien el franquiciador respalda al franquiciado, el franquiciado todavía tiene que dedicar tiempo, esfuerzo y energía para hacer crecer el negocio en el mercado local.

La ventaja de tener una franquicia es que puedes evitar muchos de los errores que cometen los propietarios de pequeñas empresas porque existe una buena estructura de soporte. Esto es especialmente cierto cuanto más maduro es un franquiciador.

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales:
Si estás pensando en montar tu propia tienda online en Emprenderalia te recomendamos Shopify. Una forma sencilla y económica de emprender.