Antes que nada, una aclaración importante: este artículo no pretende convertirte en un escritor ni mucho menos enseñarte técnicas para serlo. Todo lo contrario. El objetivo de este texto es que aprendas a ordenar tus ideas y a escribir de manera sencilla y poderosa para tu comunidad, aún cuando no seas un escritor de profesión ni tengas un betseller en tu trayectoria.

De todas formas, lo que sí te recomiendo es que, si aún no lo has hecho, leas este artículo ¿Quieres compartir tu conocimiento en internet? 5 errores letales que arruinarán esta buena idea, donde conocerás cuáles son los errores que debes evitar antes de comenzar a escribir para compartir conocimiento con tu comunidad.

¿Por qué será útil para ti este artículo? Aunque la mayoría de las personas que comienzan a escribir se encuentran (de vez en cuando a mí también me pasa, para qué te voy a mentir!) con el famoso síndrome de la hoja en blanco, puedes resolver rápidamente esta situación con estos pasos que te ayudarán a ordenar tus ideas y a comenzar esta importante tarea sin torturarte tanto. ¿Preparado, entonces?

5 pasos para ordenar tus ideas a la hora de escribir para compartir tu conocimiento

Paso #1 – Cuida tu ambiente de concentración

Ya sabes, no me voy a poner muy profunda en cuanto a cuestiones holísticas, música zen ni colores que favorezcan el proceso cerebral. Sólo voy a decirte (y te lo cuento desde mi experiencia) que para escribir necesitas concentrarte. Así de simple.

Si tienes la radio o la TV aunque sea de fondo, tu capacidad mental aún cuando no te des cuenta, está dividida y por ende tienes menos concentración para escribir. Ni hablar si tienes constantes interrupciones como chequear el correo electrónico, redes sociales, el celular y demás. Así que, tenlo en cuenta al comenzar. Si te desconectas de todo estímulo tecnológico al menos durante 1 hora (sí, tranquilo, puedes vivir offline durante ese tiempo y más) verás que esta tarea la harás en muchísimo menos tiempo.

Paso #2 – Define sobre qué quieres escribir

Lo mejor sería plantearte una pregunta que resuma la temática sobre lo que quieres escribir. Una vez que la tienes, puedes comenzar a explayarte sobre cómo responderías a esa pregunta.

Hazlo simple, imagínate que estás hablando con un amigo, un colega o hasta un posible cliente. ¿Cómo responderías a esa pregunta? Si tuvieras sólo un minuto para explicarle cómo resolver esta situación, ¿qué ideas le darías?

Paso #3 – Pregúntate “en qué forma será útil este artículo para quien lo lea?”

Una excelente forma de asegurarte que no escribes para ti, que no escribes lo que a ti te parece sino que escribes para que tus lectores aprendan y pongan en práctica tus consejos, es hacerte esa pregunta: “en qué forma será útil este artículo para quién lo lea?”

Artículo relacionado:  Tu proyecto emprendedor

Puede parecer una obviedad, pero a veces te puedes olvidar de este punto y perder la efectividad de lo que escribes. Una de mis recomendaciones a la hora de de considerar este tema es utilizar varios pasos o consejos (primero uno, luego otro, etc) para que puedas ayudar a quien lo lee a asimilar los conceptos que intentas compartir pero luego también ponerlos en práctica. Pruébalo y verás, será mucho más útil que simplemente escribir varios párrafos con ideas sueltas.

Paso #4 – Define un estilo personal para escribir

De nuevo, no se trata de que te conviertas en un escritor literario ni mucho menos, pero sí que vuelques tu personalidad al escribir porque es donde estarás compartiendo tu conocimiento. Además, las personas que comenzarán a seguirte también se sentirán identificadas con el estilo que propones. Y si les gusta, y te entienden y te siguen, ¿por qué esconderlo?

A lo mejor no lo logras la primera vez que lo haces. No pasa nada. Pero luego verás que con el tiempo hay un estilo que surge de ti naturalmente y que quiere salir. No lo combatas, dale forma y déjalo ser. Tal vez son las palabras que utilizas, la forma en la que separas los conceptos o mismo las ideas que compartes. Puede ser un estilo particular (formal o informal) de escribir o de decir las cosas. Tómate tu tiempo para descubrir cómo quieres comunicarte y compartir con tu comunidad, vale la pena.

Paso #5 – Ahora a compartir!

De nada te servirá todo lo que has aprendido (y aplicado!) en estos pasos si luego no lo compartes con tu comunidad. Así que ahora llegó el turno de mostrar y evaluar lo que has hecho. Sea que hayas escrito algunos artículos, un reporte especial, un ebook o lo que sea, empieza por armar una estrategia para definir por qué medios lo compartirás.

Uno de mis medios favoritos es a través de las redes sociales. Muchas de ellas, como facebook y linkedin por ejemplo, tienen grupos donde justamente se unen personas con intereses similares.

Así que es un excelente primer paso para que comiences a compartir por allí y efectivamente veas el feedback que va teniendo así puedes conocer no sólo qué cosas mejorar sino también las temáticas o ideas que mejor han repercutido en esa comunidad.