Lean Canvas: Aprende a diseñar modelos de negocio

Como no sólo de Business model canvas vive el emprendedor, Ash Maurya desarrolló su propia versión sobre la misma base, el Lean Canvas o lienzo Lean.

Lean canvas comparte la estructura de 9 bloques a modo de lienzo en el que plasmar nuestro modelo de negocio, e incluso comparte varios de los bloques, sustituyendo el resto por alternativas muy prácticas y enfocadas sobre todo a proyectos web.

Estos son sus 9 bloques:

  • Propuesta única de valor: que ofrecemos a nuestros clientes, siempre enfocados a beneficios y no funcionalidades.
  • Segmentos de clientes: a quién nos dirigimos.
  • Estructura de costes: en qué tenemos que gastar para desarrollar y ofrecer nuestra propuesta de valor.
  • Fuentes de ingresos: cómo vamos a monetizar nuestro proyecto. Junto con la estructura de costes forman la rentabilidad del modelo de negocio.
  • Problema: qué problema hemos detectado que es suficientemente doloroso para un buen número de personas. Podemos listar los 3 subproblemas más importantes que hayamos detectado sobre una problemática concreta.
  • Solución: qué solución proponemos para paliar el problema. Podemos listar las 3 características principales de la solución.
  • Métricas: en qué números nos tenemos que fijar para saber el estado de nuestro negocio.
  • Ventaja competitiva (la traducción literal sería injusta): qué nos diferencia realmente de la competencia de forma que no sea fácil imitar.
  • Canales: a través de qué medios proporcionamos nuestra propuesta de valor a nuestros clientes.

En el Lean Canvas los bloques de problema y solución suponen una reformulación de la idea de negocio, de forma que nos obliguemos a reflexionar sobre los posibles clientes.

El bloque de la ventaja competitiva puede ser el más difícil de definir, ya que encontrar una diferencia que sea difícil de copiar es realmente complejo. Lo más importante es encontrar la clave que nos diferencie del resto de propuestas del mercado.

Las métricas son toda una novedad al hablar de modelos de negocio. Identificar los números a los que tenemos que prestar atención es muy importante para maximizar nuestras opciones de éxito. No tenemos que dejarnos seducir por las métricas vanidosas como el número de visitas, sino trabajar con otras fundamentales como el embudo de conversión.

Para trabajar con Lean Canvas debemos tener en cuenta que es una herramienta flexible y no debemos obsesionarnos en hacer un modelo perfecto. Debemos trabajar de forma iterativa completando y ajustando cada bloque a medida que pongamos a prueba nuestras hipótesis.

Al principio la incertidumbre es máxima y necesitaremos realizar un ejercicio creativo para diseñar nuestro primer boceto de modelo de negocio con Lean Canvas. Y poco a poco iremos trabajando con cada hipótesis hasta dar con el modelo adecuado.

Y por si tenías alguna duda, te confirmo que este lienzo es totalmente compatible con las metodologías lean.

Los bloques del Lean Canvas

Lean Canvas vs Business Model Canvas

Aunque nosotros utilizamos el Lean Canvas o lienzo Lean para nuestros proyectos los 2 lienzos son totalmente válidos a la hora de diseñar modelos de negocio.

El lienzo original, Business model canvas, presta mucha atención a áreas como socios clave, recursos clave y actividades clave. Así que nosotros lo recomendamos en los casos en los que varias de estas áreas sean muy importantes para el negocio.

Se trataría de negocios por ejemplo con una fuerte dependencia de socios externos, como podrían ser acuerdos de distribución; con una fuerte inversión inicial en maquinaria, locales, vehículos…; o con unos procesos muy estudiados que necesiten homologación.

Otra de las diferencias está en los 2 bloques destinados a la parte de contacto con el cliente, canales y relación, mientras que el Lean canvas dedica un solo bloque, el de canales. Ésta es quizá una diferencia poco apreciable a la hora de diseñar tu modelo de negocio ya que ambos bloques se pueden fusionar sin mayores problemas.

Por su parte, el Lean Canvas está mejor enfocado a negocios online al añadir el bloque de métricas, que aun siendo útil para cualquier tipo de negocio es totalmente indispensable para uno basado en internet.

El último cambio reside en dedicar un bloque para el apartado de diferenciación, lo que te obliga a pensar muy bien en qué ventaja vas a tener respecto a la competencia, y esto es fundamental al medio y largo plazo como hemos explicado.

A la hora de la verdad utiliza el que te haga sentir más cómodo y te ayude a reflejar mejor los puntos claves de tu negocio porque al final los 2 son muy buenas opciones.

Si quieres comentar el artículo pásate por nuestro grupo de Facebook.

Escrito por

Xavi Sánchez es el fundador fundador de Emprenderalia. Su objetivo es acompañar a otros emprendedores en su aventura empresarial y crear nuevos proyectos. Entre sus campos de acción preferidos se encuentran el marketing online, y las metodologías de negocio, creación de empresas y proyectos.

Si quieres leer más artículos de Xavi Sanchez visita su página.