Cómo transformar tu idea en un negocio

Las 5 causas más frecuentes del Fracaso Empresarial

por Colaboradores el 31 octubre 2011

Si queremos hablar de éxito, parece contradictorio que empecemos hablando del fracaso. No obstante, lo lógico es empezar por ahí. Tan importante es saber lo que se debe hacer como lo que no se debe hacer. Estoy seguro de que conoce esa famosa estadística según la cual 9 de cada 10 empresas tienen que cerrar antes de cumplir su quinto año de vida. Puedo decirle que, por experiencia personal, esta estadística es totalmente cierta. ¿Las razones? De esto hablaremos en este artículo.

Tras varios años ejerciendo como profesional de la gestión empresarial, he visto muchos casos de empresas y organizaciones que fracasaron y he podido analizar las causas que llevaron al proyecto al fracaso. Casi todos los casos pueden agruparse dentro de estas cinco causas en mayor o menor medida. Convendrá conmigo en que conocer las causas del fracaso, le ayudará a evitarlo en la medida de lo posible.

Fracaso

Causa #1: No realizar planes estratégicos a largo plazo

Esta es, probablemente, la mayor causa de fracaso en las organizaciones. Un proyecto que se centre exclusivamente en el “aquí y ahora”, sencillamente, no tiene futuro. Entre otras cosas, porque para cuando llegue a darse cuenta de que el mercado ha cambiado, la mayoría de sus competidores ya tendrán mayor experiencia utilizando los nuevos principios y herramientas.

Esta cultura de la innovación no se debe producir solo en multinacionales y grandes empresas, de hecho, los resultados más sorprendentes se producen en PYMES que adoptan esta realidad en sus planes estratégicos. En cualquier caso, de poco le servirá contratar los servicios de un servicio de consultoría externo si carece de la disposición y convicción necesarias para aplicarlos. Recuerde que, en última instancia, usted es, en buena parte, responsable de las actuaciones y resultados de su empresa.

Causa #2: Presupuestos conservadores o ineficaces de Marketing

La mayoría de los expertos en Marketing suelen quejarse de que el presupuesto aportado a sus departamentos es siempre insuficiente. También es verdad, que muchos de ellos no son capaces de entender las reglas indispensables de las inversiones y las finanzas, por lo que no es sorprendente que, en muchos casos, las acciones de Marketing resulten ineficaces.

En el otro lado, tenemos a empresas muy poco implicadas con la filosofía Marketing que consideran que invertir parte de sus recursos en acciones de marca son una pérdida de tiempo y dinero, por lo tanto sus presupuestos de marketing son siempre insuficientes para los resultados que ellos quieren conseguir.

Cualquiera de ambas actuaciones es equivocada. Usted debe saber encontrar el punto intermedio, y dar al presupuesto de marketing los recursos necesarios para poder conseguir los objetivos que se le pidan, exigiendo a cambio, una rentabilidad adecuada para seguir manteniendo esas inversiones.

Causa #3: Mala gestión financiera de los beneficios

En general, las estructuras de la mayoría de negocios dependen demasiado de la financiación ajena. La financiación propia no debería suponer, bajo ningún concepto, menos de un 40% de los recursos financieros totales de cualquier proyecto. Lo contrario sería más propio de operaciones de carácter especulativo que de una inversión seria con visión en el largo plazo.

De igual manera, muchos propietarios de empresa, “ahogan” literalmente a la empresa en los primeros años de vida. Yo suelo aconsejar reinvertir los beneficios, en caso de haberlos, durante al menos los 5 primeros años con el objetivo de capitalizar de manera suficiente el negocio. En cualquier caso, lo más recomendable es invertir en negocios con un margen de, aproximadamente, unos 10 años, antes de empezar a retribuir a los propietarios, si queremos que tengan las máximas posibilidades de éxito.

Causa #4: Falta de estrategia en Recursos Humanos y Gestión del Talento

Muchas empresas son incapaces de conseguir a los mejores profesionales para sus plantillas, debido principalmente, a unas directrices y políticas de selección de personal propias de la primera mitad del siglo pasado. Una empresa que no perciba a sus trabajadores como su más valioso capital, está en serios problemas. Encuentro que, la mayoría de procesos se hacen con excesiva rapidez y movidos por criterios subjetivos más que por procesos verdaderamente lógicos y científicos.

De igual manera, planificar y mejorar de manera continua aspectos como planes de retribución, sistema de ascensos u otras recompensas que hagan que nuestros trabajadores se sientan cómodos y a gusto dentro de nuestra organización va a ayudarle a mejorar sus resultados. Tenga en cuenta que, su objetivo como empresario o directivo está por encima del trabajo operativo o trabajo de campo. Un líder, lidera para que otros puedan alcanzar con su trabajo los objetivos de la organización. Nunca lo olvide.

Causa #5: Falta de Inversión en I+D+I (Investigación + Desarrollo + Innovación)

Muchas empresas dejan que sus productos y servicios se estanquen, y con el tiempo se ven superados por soluciones propuestas por empresas más innovadoras. Incluso en los servicios tradicionales, encontramos modelos de negocio y propuestas diferentes e innovadoras. Un problema grave es que nuestro proyecto parezca “otro más de lo mismo”.

Piense en Apple y en el recientemente fallecido Steve Jobs. Empresas fabricantes de tecnología hay muchas, pero Apple siempre parece aportar “algo más” a sus clientes. No tenga miedo de ser diferente. Con bastante frecuencia, las empresas “diferentes” se convierten en referentes en su sector. Y, para conseguirlo, la inversión en I+D+I es completamente necesaria.

Estoy seguro de que, después de leer esta información se da cuenta de la enorme importancia de evitar estos cinco errores y, tal vez, se sienta agobiado ante la enorme cantidad de trabajo que puede ser necesaria para conseguir un rendimiento óptimo en todos y cada uno de estos aspectos. No se asuste, es natural que usted no pueda ser un experto en todos y cada uno de los variados campos que componen la gestión empresarial. Para eso existen, entre otras muchas alternativas válidas, las firmas consultoras.

Lo más importante, es que usted, sepa seleccionar adecuadamente a su equipo colaborador. No podemos pretender poder todos los problemas, eso sería demasiado pretencioso por nuestra parte. Por ello, le invito a que conozca a algunos profesionales, y sus ofertas de valor añadido, para valorar los beneficios que pueden aportar a la gestión de su negocio.

 

Sobre el autor, JorgeIgnacio Mata

Jorge es un joven emprendedor y consultor de empresas que se especializa en crear servicios y sistemas para que emprendedores, asociaciones y microempresas mejoren sus resultados. Jorge lanzó a principios de 2010 su principal proyecto empresarial: JMA Asesores, consultora de empresas que se especializa en la creación de nuevos negocios.

También participa activamente como blogger y articulista en algunos portales y diarios de temática empresarial, a la vez que es moderador del grupo de su propia creación “Club de Jóvenes Emprendedores” en las plataformas de networking Xing y LinkedIn.

Si te ha gustado el artículo o quieres comentarlo te invito a unirte a la Comunidad Emprenderalia.

Categorías: Creación de empresas

Etiquetas: ,

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.

Si quieres leer más artículos de Colaboradores visita su página.