Cómo transformar tu idea en un negocio

Emprender para dummies: el plan de empresa

por Xavi Sanchez el 29 agosto 2012

Emprender para dummies: El plan de Empresa

Hasta hace pocos años parecía que sin un plan de empresa, mientras más gordo mejor, no ibas a ningún sitio. Allí se planificaba hasta el mínimo detalle posible con previsiones hasta 5 años, que evidentemente había que cumplir.

Estos tiempos ya han pasado, y aquel tocho no solo ha evolucionado si no que ha dejado de ser el núcleo del negocio, dando paso al más moderno modelo de negocio.

Aun así el plan de negocio sigue siendo necesario en algunos casos, como a la hora de pedir financiación, y además nos sirve para reflexionar sobre temas que puede que no hayamos pensado. Si no necesitas finanaciación puedes prescindir totalmente de él, pero yo aconsejo trabajar en el unos días para ayudarte a pensar algunos puntos que de otra forma quizá no habrías tenido en cuenta.

Lo que debemos de tener muy claro es que el plan ya no es algo definitivo e inamovible, sino que nos debe servir más como lienzo en el que desarrollar algunos conceptos que como planificación detallada. El grado de incertidumbre en el que se mueve una startup es tan grande que hacer siquiera una previsión a un año parece una quimera, por lo que no debemos obsesionarnos en la planificación exhaustiva.

Para que el plan de empresa sea útil lo debemos tratar como una extensión de nuestro modelo de negocio, y ampliar cada parte del canvas, siempre intentando dejar un documento ligero de no más de 20 páginas.

Debemos tratar aspectos como el marketing, competencia, detalles operativos y finanzas, no como una planificación al detalle sino como una forma de reflexionar sobre cada aspecto del negocio.

Lo más importante del plan será el resumen ejecutivo con el que cubrimos de un vistazo todos los puntos clave del negocio: cuáles son nuestra hipótesis en cuanto a problema, solución y modelo de negocio, que necesidades de financiación tenemos… Esta será la parte más leída si vamos a buscar financiación, sin un buen resumen nadie se mirará el resto.

No te pierdas el resto de artículos de la serie Emprender para Dummies.