Cuánto cuesta emprender un negocio de e-commerce

Cuando nos planteamos montar nuestro primer negocio de comercio electrónico, lo primero que la mayoría pensamos es: “Necesito una tienda online, ¿cuánto me cuesta?”. Bien, voy a tratar de responder a esta pregunta recurrente de una manera cuantitativa y cualitativa, con un enfoque muy práctico.

Algunos números

Para empezar, seré muy claro con mi punto de vista después de vivir varias experiencias propias montando tiendas online. Creo que para empezar de forma seria y profesional con un negocio de e-commerce, y teniendo en cuenta la competencia tan brutal que existe a día de hoy en Internet, al menos necesitamos una inversión de 40.000 ó 50.000€ para los primeros 6 meses de vida. Puede parecer mucho, pero prefiero no vender motos en comercio electrónico, ya que estamos hablando de montar un negocio, no de montar una web o un catálogo online.

Pero siendo realistas, la mayoría de emprendedores no nos planteamos empezar apostando tan fuerte con sólo una idea de negocio en la cabeza. Sin embargo hay que hacer una inversión mínima para empezar de forma profesional, ¿cuánto?

En primer lugar, reservemos al menos unos 6.000€ para generar un modelo de negocio competitivo, elaborar una estrategia de comunicación de nuestra marca (branding) crear una tienda online en la nube con un diseño que transmita la confianza suficiente, pero teniendo claro nuestro primer objetivo: crear un prototipo profesional para probar y validar el modelo de negocio sobre el que hemos trabajado antes.

En segundo lugar, dediquemos al menos 1.000€/mes para captar tráfico y usuarios. Como veremos, esa cifra dependerá de nuestros objetivos de ventas, pero este trabajo es absolutamente fundamental, la mayoría de tiendas online fracasan porque no consiguen visitas suficientes, y por tanto tienen muy pocas ventas.

Las grandes esperanzas que tiene todo comerciante online cuando abre su tienda, son aparecer el primero en Google de forma natural (SEO), y que todo el mundo hable de su negocio en las redes sociales y los medios de comunicación. La realidad es otra bien distinta. Para que Google te coloque en una buena posición dentro de los resultados de búsqueda, o hacemos publicidad, por ejemplo pagando anuncios en Adwords, o conseguimos enlaces externos de cierta calidad (PR>4) que apunten a nuestra tienda online de forma constante y sin hacer trampas (comprar enlaces, intercambios, etc.).

Por otro lado, para conseguir visibilidad en las redes sociales y otros medios de comunicación, o tenemos amigos influyentes dispuestos a ayudarnos, o generamos contenido e historias originales que se compartan de forma natural. No hay más, son los mismos ingredientes de cualquier negocio: conocimiento, esfuerzo, creatividad, tiempo, dinero, contactos y algo de suerte.

Experiencias

No digo esto desde la creencia, sino desde la experiencia. Además, hablo casi todos los días con emprendedores que han seguido un enfoque más tecnológico que comercial, más obsesionados por la plataforma de su tienda online (¿Magento o Prestashop?), que por conseguir usuarios y clientes. Así que vayamos paso a paso, primero aprendiendo del negocio y formándonos en e-commerce (blogs, cursos, másters, etc.), segundo elaborando una buena estrategia comercial, tercero desplegando las herramientas tecnológicas adecuadas, y por último, dedicando los recursos necesarios para captar usuarios que nos permitan cumplir con unos objetivos de ventas realistas.

Si estáis pensando en emprender un negocio de e-commerce, os dejo algunos de mis aprendizajes e ideas en este hangout (vídeo), que os pueden servir de orientación para encontrar el enfoque adecuado para arrancar:

 

Ejemplo práctico

Supongamos que queremos conseguir 10 pedidos al día para generar una facturación de 10.000€/mes. Lo primero que debemos saber es cuánto tráfico necesitamos meter en la parte alta del embudo de conversión (el clásico funnel de ventas), y esto es vital asimilarlo sin autoengaños. Para cumplir con ese objetivo de ventas, si la tasa de conversión de nuestra tienda online es del 1%, necesitaremos unas 1.000 visitas/día, y eso es así nos guste más o nos guste menos. Si no somos capaces de conseguir todo o parte de ese tráfico de manera “gratuita” (mediante email marketing a nuestra base de datos, SEO, redes sociales, blogs de referencia, foros, medios de comunicación, etc.), tendremos que invertir en publicidad (online u offline) y pagar un coste por visitante.

Siguiendo con el ejemplo anterior, y suponiendo un CPC de 0,20€, conseguir 1.000 visitas/día nos costará 200€/día. Sé que es una cantidad elevada, pero también sé que no es nada fácil conseguir tráfico barato, es preciso mucho conocimiento, constancia y paciencia. Todo es cuestión de tiempo, como en cualquier negocio serio, no olvidemos que Amancio Ortega también empezó hace 40 años siendo un pequeño y desconocido tendero 🙂

 

Sobre el autor, Ricardo Carmona

Ayudo a vender online. Socio en Kuombo, socio en Codeeta.com, fundador de DirectodelOlivar.com, y profesor en varios másters y cursos de e-commerce.

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies