¿Cómo puedes generar confianza y credibilidad?

Puedes generar confianza y credibilidad mostrándote tal y como eres y ofreciendo lo mejor de ti. ¿Cómo? Existe una creencia generalizada en muchos casos en relación a regalar información a nuestros clientes o posibles clientes. La gente tiene la creencia que si regalamos información, perderemos ventas por qué la gente ya sabrá lo que necesita y no estará interesada en nuestro producto o servicio. Nada más lejos de la realidad.

Es fácil, se trata de una ley universal, no puedes pretender recibir si primero no das. El concepto de dar primero se tiene que ver reflejado en nuestras relaciones, tanto en nuestra vida personal, como profesional. El punto es regalar la información que necesitan para despertar su interés y crear confianza, generando credibilidad y que luego se puedan interesar para que les ayudes más. Y si das, lo haces des del corazón.

Vamos a ver un poco más profundamente porqué te interesa regalar información.

  1. Confianza. El primer punto es generar confianza. ¿Cómo vamos a pagar dinero a alguien que no conocemos y no sabemos si podrá solucionar nuestro problema? El generar confianza se basa en que el posible cliente vea que le estas ofreciendo conocimiento, herramientas e información de valor que puedes ir implementando sin que te pida nada a cambio. Conoces a esa persona, sabes cómo piensa, ves si conecta contigo, con tu manera de ver las cosas, o a lo mejor te gusta que te rete porque crees que es lo que necesitas, en fin, que tienes “feeling” con su manera de hacer.
  2. Credibilidad / ser experta. Para invertir en ellos a través de ti necesitan creer en ti. Va ligado con la confianza y tienen que sentir que tú les puedes ayudar. No pueden creer en ti a no ser que hayan recibido información que les aporte soluciones. Tú tienes información que le puede ser útil a muchas personas y si además te gusta lo que haces te será muy fácil aprender más sobre tu tema, leer, formarte y conocer mucha información que puedes compartir, así que te convertirás en un experto para otros que desconocen lo que tú sabes. Además tienes que mostrar una prueba de que lo que haces ayuda a mucha gente, es decir, recolectar testimonios de personas que han trabajado contigo, han probado tus servicios y les ha funcionado. Orienta tus servicios a ofrecer soluciones que realmente ayuden a tus clientes.
  3. Dar antes que recibir. Como te he comentado anteriormente, antes de recibir tienes que dar. Pero tu objetivo no tiene que ser recibir. Tu das porque parte del propósito de tu negocio es ayudar a los demás, así que no das pensando en lo que te va a proporcionar, sino que das porque te encanta lo que haces y estás segura de que puedes ayudar a otros que no dispongan de la misma información que tú. Cuando lo haces por convicción, eso se percibe y a cambio recibes. Es un hecho.

Aunque vamos a puntualizar algunos aspectos. Tienes que regalar información de valor, pero no absolutamente todo lo que sabes. Tu negocio tiene que proporcionarte una recompensa en forma económica para que puedas seguir disfrutando de él y ayudando a más gente. Además tú has invertido tiempo, esfuerzo y dinero para poder tener esa estructura y hay que pagar facturas cada mes, además de darles de comer y vestir a tus hijos, etc. Tienes que sentirte recompensada por el trabajo que haces, no solo económicamente, pero eso te da un valor para poder darles  a los tuyos una vida mejor. Así que ofrece información de forma gratuita y quédate el cómo lo haces, los procesos, sistemas y formas de poder ayudarles posteriormente para que te aporten ingresos.

Por el hecho de que ofrezcas información de valor de forma gratuita, no significa que vayas a convertirte en una “maquina de ofrecer sin recibir a cambio” Aquellas personas que creen que porque ayudas a los demás todo debe ser gratuito, no valora lo que tú haces. Hay algunos que realmente no pueden invertir en ese instante, hay muchas maneras de ayudarlos, cada uno tiene un ritmo y quizás no es su momento. Habrá gente que estará consumiendo gratuitamente siempre tu información, no pasa nada, está bien, para eso haces lo que haces, para ayudar. Aunque siempre habrá otros interesados en una ayuda por tu parte a un nivel más extenso para que alcancen lo que se han propuesto, que les retes a hacer lo que tienen que hacer y que les des apoyo continuo para que lo consigan.

Lo que tienes que tener muy claro es que siempre hay defensores y detractores de lo que haces, hay quien le encanta y le ayuda y hay quien no le parece tan bien, eso es algo normal, no se puede tener a todo el mundo contento. No te preocupes, tus propias opiniones y tu manera de hacer harán una selección natural para atraer la gente que realmente se interesa en lo que haces y como lo haces. Así que se tu mism@, que los demás vean todo lo que puedes ofrecer, que seguro será mucho.

Me encantaría leer qué opinas al respecto, gracias por compartir.

 

Sobre el autor, Cristina López

Emprendedora, Coach Empresarial y Personal y Máster experta en Coaching. Especializada en ayudar a mujeres emprendedoras y empresarias a superar sus bloqueos y limitaciones y obtener resultados para poder tener un negocio propio, rentable, viviendo de lo que les apasiona. Mi página web es www.mentemprendedora.com

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.