Las claves del SEO presente, pasado y futuro

Por Xavi Sanchez sobre SEO

SEO

Cada día nos volvemos más locos con las continuas actualizaciones del buscador de Google, y cada día Google se esfuerza más en parecerse a una persona real. Esto tiene ventajas y desventajas. La principal desventaja es para los SEO que se tienen que estar adaptando cada 2×3 a los nuevos cambios. Sin embargo el resto de mortales estamos de enhorabuena, ya que el buen trabajo se premia cada vez más, y a eso nos tenemos que dedicar.

Piensa en el usuario

Esta es LA CLAVE, el resto se pueden deducir de esta. Realmente el objetivo final de Google (a parte de forrarse) es ofrecer a cada persona los mejores resultados para sus necesidades. Y eso es lo que tenemos que hacer, pensar siempre en el usuario y ofrecer lo mejor que le podamos dar.

A continuación describimos las 4 claves para que los usuarios y Google nos cojan cariño:

Buen tiempo de carga

Si un usuario entra en tu web y se tiene que esperar 10 segundos a que se cargue, da por seguro que no se quedará para comprobarlo. Existen estudios que ratifican que con cada milisegundo extra se pierde un buen porcentaje de usuarios, y no es de extrañar ya que nos hemos acostumbrado a la instantaneidad.

Con millones de páginas que visitar, es normal que no tengamos la paciencia para esperar unos segundos de más. Por eso debemos trabajar muy duro en conseguir unos tiempos de carga excelentes.

Hay cosas que podemos conseguir simplemente con dinero, pagar por un servidor mejor, y otras necesitarán tiempo, optimizar la web. No hay que volverse locos de un día para otro, pero conviene tener siempre en mente la regla del 80/20, es decir el 20% de las acciones proporcionan el 80% de los resultados. Así que es fundamental  identificar los problemas más fáciles de solucionar y que a la vez que tengan mayor impacto.

Google sabe si nuestra web carga rápido o no, así que si lo mejoramos beneficiamos al usuario, a nosotros mismo y a nuestro posicionamiento.

Buen título

El título es el 90% de la página, sin un buen título el resto de poco sirve. En las redes sociales solo leemos el título para decidir si hacemos clic o no en la noticia, haciendo una búsqueda pasa lo mismo, si el título no es atractivo pasarás al siguiente resultado.

El título debe condensar en pocas palabras el contenido de la página y a la vez llamar la atención, y esto no es fácil pero es imprescindible trabajarlo bien.

Buena descripción

Junto con el título son los 2 campos de tu web que aparecen en el buscador, así que el usuario decidirá si hacer clic o no en tu página primero en base al título y en segunda instancia por la descripción.

Como en el título, lo importante es describir lo mejor posible el contenido de la página y además ser atractivo para el usuario. Nuestro consejo es que siempre intentes presentar los beneficios que le reporta al usuario tu página, no las características de lo que explicas.

A los usuarios les interesa resolver sus problemas no un conjunto de conceptos.

Buen contenido

El título y la descripción son el gancho para que el usuario haga clic en nuestra página, pero lo que va a hacer quedarse es el contenido de nuestra página.

Si hablamos de un blog es fundamental trabajar bien la estructura de introducción, nudo y desenlace, de forma que solo con la introducción ya queden enganchados. Además ofrecer opciones sociales es cada vez más importante.

Si hablamos de la página de un producto es importante mostrar imágenes, una buena descripción y el precio bien visible.

Si hablamos de servicios debemos concentrarnos en explicar los beneficios que reportan al cliente nuestros servicios y además explicar las características. Es muy importante también el “social proof”, es decir, experiencias contadas por nuestros propios clientes que den confianza a los clientes futuros.

Todo esto en armonía y coherencia

No vale trabajar solo uno de los puntos clave por separada, siempre debe guardar la coherencia.

Si el título es muy atractivo pero el contenido es malo, la gente hará clic en tu página pero en poco segundo ya habrá vuelto al buscador para seguir buscando. Esto Google lo sabe.

Si el título no es atractivo pero el contenido es bueno, la gente no va a llegar a entrar en tu página. Google no te va a mandar tráfico.

Si en la descripción prometes el oro y la página no cumple, la gente saldrá muy pronto y seguirá buscando. Google te clasificará como que no ofreces una buena solución a la búsqueda.

En conclusión, debes pensar que Google no es más que un gran conjunto de usuarios que hacen búsquedas y que te califican con cada búsqueda para saber si ofreces lo que están buscando o no. Por lo tanto si prometes calidad y ofreces calidad, “los usuarios” estarán contentos y te calificarán bien, esto hará que Google te envíe cada vez más tráfico.

Escrito por

Xavi Sánchez es el fundador de Emprenderalia. Su objetivo es acompañar a otros emprendedores en su aventura empresarial y crear nuevos proyectos. Entre sus campos de acción preferidos se encuentran el marketing online, y las metodologías de negocio, creación de empresas y proyectos.

Si quieres leer más artículos de Xavi Sanchez visita su página.