Vendo y cobro… luego existo

Vendo y Cobro

En el mundo de Yuppie, se dice: Vendo, luego existo!! Pero en el mundo real, la realidad es: Vendo y cobro, luego existo.

¿Qué es una venta sin cobro? ¿Una desgracia? No, tres desgracias juntas:

  1. No cobras, (daña tu tesorería),
  2. Te cobran los gastos de la devolución, (daña tu tesorería),
  3. Tienes que pagar el IVA de la venta realizada, (daña tu tesorería)

Y si para vender tienes que comprar material del tipo que sea, encima tienes que pagar a tu proveedor lo comprado (jaque mate a tu tesorería).

Y la tesorería, la liquidez, es la reina de esta fiesta. Sin tesorería tu proyecto no sobrevivirá. Seguro.

Es importante, entonces, que conozcas las herramientas que puedes utilizar para agilizar el cobro de tus ventas. Lo primero que tienes que preguntarte es cómo quieres cobrar a tus clientes: al contado o aplazado.

También puedes cobrar anticipado. Revisa este post y te dará cuenta de la enorme diferencia que hay entre hacerlo de una forma o de otra.

Déjame que te haga una pregunta antes de continuar: ¿a qué te dedicas? ¿eres un banco? Tenlo en cuenta a la hora de elegir la modalidad de cobro. Es determinante en el futuro de tu negocio.

Déjame que te cuente las 5 herramientas más habituales que puedes utilizar para facilitar el cobro de tus clientes. No pretende ser una lista perfecta y es posible que, por tu negocio, no puedas usar alguna de ellas:

  1. Cheque, es ese “papelito” que se supone que es dinero,
  2. Tarjetas o medios de pago (incluido Paypal) a través de TPV virtual o físico,
  3. Préstamos, sobre todo si vendes servicios o productos de precio elevado,
  4. Transferencias, es el cliente el que decide cuándo las inicia, atento!
  5. Recibo, ha caído en desgracias por el amplio plazo de devolución que tiene.

Las dos  más seguros para ti y para tu negocio, para tu tesorería, son las tarjetas y los préstamos. En ambos casos el cobro es prácticamente inmediato y el riesgo lo dejas en el banco y no te lo llevas a casa. Tu cliente tendrá que “arreglarse” con su/tu entidad si decide impagar.

Si tu negocio lo admite puedes facilitar el pago a tu cliente con estas dos modalidades adicionales:

  1. El giro postal, cobras por anticipado y te lo lleva el cartero a casa, y
  2. El pago contra reembolso, das una mayor sensación de garantía y si no hay pago, no se libera la mercancía.

Te acabo de presentar las 5 herramientas que puedes usar para cobrar al contado o por anticipado. Como ves, el objetivo es que tu tesorería sufra lo menos posible, facilitando a tu cliente el pago de sus compras y que tu asumas el menor riesgo posible. Ninguno de ellos es 100% infalible, todos tienen sus pro y sus contra.

Pero puede ser que tu negocio no admita estas fórmulas de cobro o que necesites darle facilidades y plazos de pago a tu cliente (cuidado!). ¿Cómo manejar entonces la tesorería?, ¿de qué modalidades de anticipo de cobros dispones?

Hablando en sentido estricto, como modalidad de cobro, solo dispones de lo que en banca se llama Descuento Comercial y que no es otra cosa que anticipar el dinero, durante un plazo de tiempo hasta el vencimiento del documento a cambio de unos interés y de unas comisiones.

Descuento Comercial es un término global que engloba, a su vez, distintas modalidades de anticipo en función del documento que se utilice para justificarlo. Así, podrás oír hablar de:

  1. Norma 58, anticipos en soporte magnético (digital),
  2. Descuento de Pagarés,
  3. Anticipo de facturas y
  4. Factoring

Estas son las 4 herramientas más habituales. Tampoco pretende ser una lista completa y cerrada.

Te acabo de hacer una radiografía de los métodos de cobro y anticipo de las ventas. No hay ninguno perfecto. Mi recomendación es que los analices uno a uno y que detectes los que mejor pueden servirte. Seguro que hay más de uno.

Y luego, compara las condiciones de estos para quedarte con el que más te pueda interesar o ¿por qué no? Utilízalos todos! Si el cliente quiere pagar, hay que facilitárselo, no crees? ¿Por qué dejar alguno de lado?

Te decía al principio, “Vendes y Cobras, luego existes” y para ello es importante que te rodees de herramientas que te ayuden con el cobro, facilitando el pago a tus clientes.

¿Qué fórmulas de cobro usas tú? ¿Las compartes conmigo, con nosotros?

 

Sobre el autor, José María Casero

Hola! Soy José María Casero. Soy Sherpa Financiero y te ayudo a mejorar tu acceso a la financiación. Me puedes seguir en mi blog www.sherpafinanciero.com, para no perderte ni uno solo de mis consejos. ¿Mi experiencia? Banco Santander, Alkanza, asesores bancarios, Contygo y Sherpa Financiero. Más de 22 años de financiación, financiación y financiación para empresas, autónomos y emprendedores.

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.