recortar gastos al comenzar un negocio

Emprender un negocio no es una tarea sencilla y es una aventura en la que solo los más valientes se atreven a embarcarse. ¿Eres tú uno de ellos? Entonces necesitas conocer algunos trucos con los que ahorrarte dinero para comenzar tu negocio. Gracias a algunas herramientas de marca y consejos sencillos, empezar un negocio puede ser mucho más sencillo.

Haz un presupuesto

Todo el que quiere edificar una torre, se sienta y calcula los gastos”. Este conocido dicho de hace miles de años es un consejo muy sabio. Antes de comenzar, hay que presupuestar. Hacerlo nos ayudará a evitar gastos innecesarios y de esa forma tener una guía a la que apegarse y ahorrar dinero.

¿Cómo hacerlo? Comienza apuntando las cosas necesaria para el negocio, y luego las que te gustaría tener. Según vayas gastando en las cosas necesarias, irás viendo si puedes darte algún capricho, o por el contrario, tienes que ir eliminando cosas.

No dejes de trabajar

Si tienes un trabajo por cuenta ajena y quieres aventurarte a comenzar un negocio, no te precipites en renunciar a tu puesto. Aunque tengas que hacer un esfuerzo extra al principio para compaginar ambas cosas, esto te permitirá saber si el negocio funcionará y si puede ser una forma de vida con vistas de futuro. Y si no funciona, ¡habrás conservado tu empleo!

Separa las cuentas comerciales de las laborales

No hacer esto es un error que muchos cometen. Los gastos de empresa deben ser una cosa y los personales, otra. Gastar sin control el dinero de un lado o de otro podría sumirte en deudas o gastos inesperados de los que luego quizá no sepas cómo salir.

No te metas en deudas de alto interés

Intenta comenzar con lo mínimo para evitar tener que pedir préstamos que cobran muchos intereses y que luego no puedas asumir si el negocio no funciona. Comienza con lo básico, y si es posible, con dinero que habrás ahorrado previamente. Así, según vaya avanzando el negocio verás si puedes o no asumir otros gastos.

Crea tus elementos de marketing

Hay elementos de marketing como el logo por ejemplo, que necesita la elaboración de un profesional, pues será la imagen de tu marca. Pero una vez que lo tengas, ¿por qué no haces tus propias tarjetas de visita, gráficos, tu página web, etc.? ¡Te ahorrarás mucho dinero de esta forma!

Gestiona tus redes sociales

Al principio puedes promocionar tu negocio por ti mismo en las redes sociales. Busca artículos de blog que te expliquen qué red social es mejor para tu empresa, cómo puedes conseguir seguidores, qué puedes publicar, etc. Con un poco de esfuerzo, perseverancia y paciencia puedes conseguirlo. Quizá más adelantes tengas que contratar a un Community Manager, pero mientras tanto, ¡mete dinero en la hucha!

Asóciate con otros

Redes como Twitter y Linkedin son perfectas para el trueque empresarial. Quizá necesites ayuda en contabilidad mientras que un contable necesite algo que tú puedes ofrecerle. ¿Se te ocurre mejor forma de ahorrar al comenzar un negocio?

¿Ya has tomado buena nota de los tips para comenzar un negocio ahorrando? Pues aventúrate a ser tu propio jefe, y ¿quién sabe? Quizá luego también seas el jefe de otros.

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales:
Si estás pensando en montar tu propia tienda online en Emprenderalia te recomendamos Shopify. Una forma sencilla y económica de emprender.