Todo negocio online tiene una meta clara: convertir. Un objetivo que parece complicado pero que, en la mayoría de ocasiones, es fácil de conseguir. La diferencia entre una página web que convierte y otra que no, es la optimización. Y sólo es posible que tu página web esté bien optimizada a través de los experimentos.

Un ejemplo sencillo, pongamos por caso que el carrito online de tu Ecommerce tiene una alta tasa de abandono. Hay múltiples factores con los que experimentar; los precios, los propósitos de valor, tal vez alguna promoción….

Si el problema está en el chekout, la táctica es optimizar elementos como los textos, agregar barras de progreso o incluir prueba social.

En definitiva, cuando algo no está funcionando o se pueden escalar los resultados, sólo hay una forma de cambiarlo: haciendo pruebas.

Así que, te propongo que veamos las diferentes secciones de tu web que puedes poner a prueba para conseguir un mayor número de conversiones.

Pruebas en el home

Aquí puedes hacer un experimento acerca de a dónde quieres dirigir al usuario ¿Tienes un producto estrella? Prueba a llevarle a él para conseguir más conversiones.

¿Tu home cuenta con un propósito de valor? Debería. Comunícale al cliente qué haces y cuál es el beneficio que puede obtener con ello.

El impacto visual también debe ser sometido a juicio. Si tienes un carrusel de imágenes, prueba con una imagen estática o con un vídeo, te sorprenderán los resultados.

En cualquier caso, comiences las pruebas de tu home por dónde las comiences, debes tener muy en cuenta que sólo puedes cambiar un elemento cada vez. Sólo así podrás averiguar cuál es el resultado y si ha tenido éxito; un sistema también que puedes ver al detalle en este post de Edward Azorbo experimentos de marketing.

Pruebas en las fichas de producto

Aquí hay tres elementos que debes poner a prueba: copy, imágenes y llamamientos de acción.

En cuanto al copy, basta con cambiar los textos para ver qué es lo que convierte más entre tu audiencia. Títulos, descripciones… Experimenta con un lenguaje más coloquial u otro más riguroso y comprueba los resultados pasado un tiempo.

Sobre las imágenes, es fundamental contar con una buena calidad. La mayoría de tiendas online logran unos mejores resultados invirtiendo en imágenes profesionales para sus productos. Algo que tan sólo requiere una pequeña inversión y que a cambio ofrece un mayor volumen de conversiones.

Los llamamientos a la acción deben apreciarse claramente en la página. A menudo basta con cambiar el botón por otro más llamativo para lograr mejores resultados de conversión. Así de simple.

Artículo relacionado:  Cómo publicitar tu negocio en Facebook Ads sin morir en el intento

Pruebas en el carrito

En el carrito ¿Dónde está el llamamiento a la acción para enviar al usuario al checkout? Suele ser que el lugar en el que más convierte, es en la parte superior de la página. El botón de acción, debe ser en lo primero que fije la atención el usuario. Pero sólo haciendo pruebas podrás saber si esta norma también se cumple en tu web.

Dentro del carrito de la compra ¿Ofreces la posibilidad de ir a otras categorías, o de ver otros productos? Cuantas más opciones des al usuario, más se diluyen los resultados así que elimina toda distracción.

Prueba a añadir miniaturas en el carrito; al usuario puede darle mucha tranquilidad ver que la descripción del producto que ha añadido, coincide con la imagen.

Pruebas en el chekout

La prueba social es un fantástico recurso que añadir a tu checkout; si muchos usuarios están contentos con la experiencia de compra, lo más probable es que animen a otros.

Otro gran comodín en el checkout es incluir una barra de progreso. Da un empujón al cliente que está intentando finalizar la transacción, haciéndole saber que está progresando.

Y, por supuesto, es fundamental que tu checkout cuente con el menor número de pasos posibles. Lo ideal son 3, 5 como mucho, pero no más. Cuantos más pasos añadas, más obstáculos para terminar con el proceso de compra.

Pruebas en los envíos

Si los números te cuadran, puedes probar a realizar envíos gratuitos; tal vez el número de conversiones aumente de tal forma que salga a cuenta.

Por contra, también puedes probar a aumentar los gastos de envío y ver si el número de conversiones se mantiene a pesar de haber subido el precio.

Incluye el envío urgente o express: Muchos clientes tienen una verdadera prisa por recibir el pedido y necesitan esta opción que a ti te puede salir muy rentable. Contacta con tus proveedores de reparto y llega a un acuerdo para añadir esta opción.

 

Por último, te recomiendo que analices varios casos prácticos que pueden ser similares a los de tu propia web y te ayudarán a asimilar conceptos, como el de Galletea (tienda online de galletas personalizadas) que a través de un sistema de pruebas A/B en el home, ha logrado aumentar un 30% las ventas.

 

Sobre la autora, Natalia Damià

Natalia es responsable de contenidos de los blogs Rebeldes Online. Rebeldes Marketing Online –la agencia del ROI- acerca el marketing online a empresarios de todos los sectores. A través de sus seminarios de marketing digital para PYMES y Startups, cualquier web o tienda online consigue las bases imprescindibles para implementar una estrategia de ventas online efectiva y basada al 100% en el ROI.