¿Qué buscas, como fundador de una Startup, en un mentor?

Sobre el concepto de mentoría, para fundadores y directores de Startups, podemos encontrar diversas opiniones  que tratan de describir  los  atributos más deseables en un mentor. Entre éstos destacan: experiencia, conocimiento del negocio, acceso a capital relacional (networking), capacidad de resolución de problemas, entre otros.

Sin embargo, en esta oportunidad vamos a enfocar el tema desde un punto de vista más cualitativo y sugerir algunas características clave que debes buscar en un mentor, con el objetivo de  aprovechar al máximo el beneficio  para tu Startup.

En este sentido, creemos que debes partir por reconocer que la relación mentor-equipo directivo crece durante el proceso de aceleración de tu propuesta de valor y que al final lo ideal es establecer una relación ganar-ganar porque por mucha experiencia que aporte el mentor, cada Startup le ofrece oportunidades de validar su metodología y su enfoque de acompañamiento acode con la naturaleza de la iniciativa y la composición del equipo directivo.

Me gustaría, a continuación resumir los elementos que más contribuyen a facilitar una relación constructiva y de alto valor agregado, en la relación mentor-equipo fundador y directivo, en los cinco conceptos que siguen:

1 – Interés

Para alcanzar un beneficio sostenido el mentor debe acompañar a los miembros fundadores -y al equipo directivo- de una Startup- por un período relativamente largo, estimado en meses, en lugar de días o semanas.  Por esta razón, es necesario promover el conocimiento, por parte del mentor, no sólo de la propuesta de valor y del modelo de negocio propuesto, sino también de los miembros fundadores y su equipo directivo.

A diferencia del Coaching, en el cual se trabaja sobre el desarrollo de habilidades específicas, el mentor busca el desarrollo integral de los fundadores y del resto del equipo directivo,  con quienes se compromete. El interés del mentor no se limita a los términos económicos de la oferta sino al reto planteado y a su prestigio personal: su reputación, credibilidad y efectividad están también en juego.

2 – Una visión estratégica

Para un miembro fundador o un equipo directivo lo importante es el progreso efectivo alcanzado por su iniciativa y el uso eficiente de sus capital, humano, financiero y relacional. El mentor debe ser capaz de cuestionar -crítica y objetivamente- el plan de acción definido por el equipo directivo.  La experiencia del mentor le facilita la identificación de los componentes de mayor riesgo del modelo de negocio propuesto.  El objetivo del final de proceso de acompañamiento del mentor es acelerar el aprendizaje de los miembros fundadores y del equipo directivo.

3 – Conducta pasiva

Una buena señal de una relación efectiva de mentoría es cuando el mentor escucha con atención los argumentos de los miembros del equipo directivo, antes de emitir su opinión.  El mentor debe actuar siempre en un segundo plano: opinando sobre elementos que pueden haber sido obviados en el análisis o, sobre alternativas aún no consideradas. En ningún caso debe el mentor asumir un rol protagónico en el liderazgo, responsabilidad y dirección de la Startup.

4 – Empatía

Durante el proceso de acompañamiento de una Startup el equipo fundador y directivo genera mucha energía y, en algunos casos, las relaciones entre  los miembros del equipo se tornan muy tensas. Esto suele ocurrir -con mayor frecuencia- en emprendimientos en el sector de las TIC,  sobre todo en aquellos con un carácter  innovador y disruptivo. El mentor debe favorecer un ambiente de trabajo abierto, favorable al desarrollo de experimentos de alto riesgo y a la tolerancia al error.

5 – Alter ego

Uno de los principales roles del mentor es el de ofrecer a los miembros fundadores y al equipo directivo una opinión externa, sin prejuicios, objetiva, con base en su larga experiencia como hombre o mujer de negocios: quienes han pasado por muchas situaciones similares en el pasado.  El mentor deber ser visto como un aliado, con mayor experiencia, y sin conflicto de intereses. Cícero, filósofo  y político romano, del primer siglo de la era cristiana, introdujo por primera vez el término Alter ego con el significado de : “mi segundo yo, un amigo de confianza”.

¿Crees que existen otros conceptos que pueden contribuir a agregar valor en la relación mentor-equipo fundador y directivo de una Startup? Nos encantaría conocerlas. De nuestra parte, nos comprometemos a comentarlas a la brevedad posible.

 

Sobre el autor, Jose Rafael Paz

35 años de experiencia en el sector energético, químico y petroquímico. Comprometido con iniciativas de emprendimiento e innovación en América Latina. Mentor y coach de emprendimiento empresarial y social en Venezuela.  Consultor en intrapreneurship, incubación y aceleración de startups.

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.