Cada día lo tengo más claro, la mayor parte de los emprendedores tenemos problemas para ser eficaces, y ciertas frases se repiten casi a diario, como si fueran un mantra: “Si tuviera más tiempo…” “No sé en qué se me ha ido la semana”, “Necesito más días…”

El verdadero problema, sin embargo, lo describió muy bien una clienta la semana pasada en un taller de gestión de agenda y planificación: “Yo no quiero tener más tiempo, porque si lo tuviera lo dedicaría a trabajar más horas y avanzar lo mismo”. Ja, ja. ¡Qué gran verdad!

El tiempo es nuestro más importante recurso

De todos los recursos que tenemos el tiempo es especialmente importante, porque con tiempo suficiente podemos conseguir casi cualquier cosa.

¿Necesitas más clientes? Puedes utilizar tu tiempo para mejorar tu estrategia comercial, mejorar tus relaciones con los clientes, hacer seguimiento de tus productos y servicios, formarte en técnicas de ventas, dedicar tiempo al marketing online,…

¿Necesitas mejorar tu productividad? Puedes utilizar tiempo para investigar cómo mejorar los procesos, automatizar el sistema, planificar tiempos, investigar a la competencia, aprender nuevas técnicas de fabricación,…

Con tiempo e interés casi cualquier cosa que te propongas puede ser tuya….

La técnica del avestruz

¿Has oído hablar de ella? Es una técnica muy sencilla y muy extendida. Consiste en cerrar los ojos para no ver, porque lo sorprendente es que sabiendo que el tiempo es un recurso fundamental, llega el final del día o de la semana o del mes y nos escuchamos diciendo: no sé en qué he perdido el tiempo.

Y lo gracioso (o no) es que es totalmente cierto. Pruébalo. Párate a pensar a qué dedicaste tu tiempo la semana pasada. Qué % de tu tiempo se fue en las distintas áreas de tu negocio. Cuánto tiempo invertiste en labor comercial, productividad, contabilidad, marketing,… ¿Cuánto tiempo se fue en redes sociales y mails? ¿Cuánto tiempo en interrupciones e imprevistos? ¿Cuánto tiempo dedicaste al papeleo? Si eres como la mayor parte de los emprendedores con los que trabajo, te será francamente difícil responder a estas preguntas.

Deja de perder tu precioso tiempo

Hoy te traigo una herramienta esencial si realmente quieres empezar a ser eficaz y a valorar tu tiempo en su justa medida. Es una herramienta muy sencilla y funciona fenomenal.

Consiste en coger papel y boli y apuntar todo, absolutamente todo lo que haces dentro de tu jornada laboral. Quitarte la venda de los ojos y tomar consciencia de qué haces con tus horas y minutos de trabajo. Para aquellos más tecnológicos la herramienta Toggl es similar, con la ventaja de que a final de la semana te hace un análisis gráfico de la dedicación real de tu tiempo.

Artículo relacionado:  3 Errores que pueden sabotear el éxito de tu negocio o proyecto

Te invito a que lo pruebes porque yo lo he trabajado con muchos de los clientes que quieren mejorar su productividad personal y el 100% han alucinado cuando han visto de una forma tan clara dónde y cómo dejan que su tiempo se les vaya de entre los dedos.

Y créeme, cuando te das cuenta de dónde se te va el tiempo, es mucho más sencillo tomar medidas y cambiar hábitos.

Así que deja de hacer el avestruz y descubre en qué inviertes tu más valioso recurso.

 

Sobre la autora, Ana Apesteguía

Coach profesional certificada por ICF y formadora en programas de gestión de tiempo y productividad personal. Acompaño a emprendedores y autónomos a definir los objetivos que quieren alcanzar, definiendo un plan de acción a medida para conseguir sus metas optimizando sus recursos.