Lo tienes todo en tu web. Un diseño de infarto, unos productos o servicios que sabes que se venderán como pipas y una estrategia de marca pensada al milímetro.

No obstante, aquí estás lamentándote porque las cosas no están yendo bien. Las visitas entran pero no compran o no hacen lo que realmente quieres que hagan. Has perdido el control de tu página, ahora son ellos lo que deciden qué ver y a dónde ir.

Ha llegado el momento que tanto temía. Te estás planteando invertir todavía más dinero en marketing para publicitar tu negocio. Para el carro porque te veo venir…

Cómo captar los clientes que deseas tener sin invertir un euro

Desde el colegio nos han enseñado la importancia que tiene la escritura en nuestro día a día. Saber comunicar es vital en lo personal y en lo profesional. Causar una buena sensación, no crear confusiones y conectar con la persona que queremos atraer.

Incluso el lenguaje de los negocios está comenzando su periodo de transformación. Poco a poco nos vamos deshaciendo de las palabras rimbombantes y las frases interminables para dar paso a una comunicación menos seca y retorcida. ¡Aleluya!

Lo que nadie nos enseñó fue el poder que tienen las palabras y cómo manejarlas. De eso se encarga el copywriting, una técnica de escritura persuasiva especialmente diseñada para ir al grano y que el usuario realice una acción específica. Diseñar mensajes inteligentes que conecten con el usuario y sus emociones, lo involucren y generen en él una respuesta.

Esto es realmente lo que necesitas.

No muchas personas nacen con un sexto sentido para escribir de manera persuasiva. No obstante, no hay como repasar los errores más comunes del copywriting para que vuelvas a echar un vistazo a los textos comerciales de tu web. Desde hoy tu página web tiene que comenzar a captar y convertir.

Error 1: Hablas en exceso de ti

La gente que visita tu web está muy ocupada. Tan ocupada que realmente no tiene tiempo de leer lo maravilloso que es tu negocio. Es más, no le interesa saber de ti. Lo único que le preocupa es saber si en tu web hay algo para él. Algo que solucione alguno de sus problemas o aumente su placer.

Ellos únicamente quieren sentirse especiales y responder a la única pregunta que se hacen cuando te visitan: ¿hay algo en esta web para mí?

Saca a relucir los beneficios que aportan tus productos o servicios. Los beneficios son los que cierran una venta ya que aportan información sobre cómo lo que estás vendiendo puede facilitar la vida de la persona que llega a tu web. Las características únicamente justificarán la compra.

Artículo relacionado:  La experiencia del consumidor como principio para abrir nuevos nichos de mercado: una visión diferente

Error 2: No estás apuntando hacia la persona correcta

Tu objetivo es hacer que el cliente ideal que quieres atraer se sienta especial. Quieres gustarle y sobre todo quieres convertirte en su única opción. ¿Cómo hacerlo? Dirigiéndote a él y no a un grupo grande de personas.

Nuestro mayor error es escribir para demasiadas personas, por querer complacer a todos y por miedo a no centrarnos en una persona en concreto. Es obvio que queremos vender a mucha gente, pero los usuarios llegan en solitario a tu web y no quieren tener la sensación de que no les estás hablando a ellos.

Describir tu lector ideal hará que tus textos sean más directos y personales. Te permitirá escribir un contenido más estratégico para tu web porque sabrás cuáles son sus mayores retos o quebraderos de cabeza y tendrás claro qué es lo que necesita. Cuanto más sepas sobre tu lector ideal, mejor será el copywriting de tu web.

Sustituye el vosotros por el tú y escribe en un tono conversacional como si se tratara de un amigo. Comienza a trabajarlo desde ahora.

Error 3: Tus textos generan confusión

En relación al punto anterior. Cuando quieres atraer un público muy grande dejas de ser específico y tu mensaje puede llegar a generar confusión.

El objetivo tras la lectura de cada frase es que el lector siga queriendo leer la siguiente. Que tu lector tenga que volver hacia atrás para entender lo que has dicho puede hacer que se marche de tu web y eso no es lo que quieres.

Apóyate en datos y porcentajes. La credibilidad se mide con este tipo de información, son números claros, específicos que hacen que el texto sea más interesante.

El copywriting se basa en “ir al grano”. No intentes añadir información adicional que no dice nada más:

– Sustituye “Expertos especialistas” por especialistas
– Simple y fácil de usar” por “fácil de usar”
– Soso y aburrido” – “aburrido”
– Tu propio hogar “– “tu hogar”

Error 4: Falta de call to action en las páginas

Imagínate por un momento una persona leyendo un libro de una manera muy distinta a la que estamos acostumbrados. Primero la página 5, después la página 8 y así sucesivamente. No tiene sentido, ¿verdad?

En una web es lo que ocurre. Una persona puede entrar directamente a tu home. Otros entrarán a tu nuevo post de la semana. Sea cuál sea su primera página tiene que ser fácil para ellos determinar dónde están:

– Cada página tiene que aclarar dónde están y de qué va tu web.
– La página tiene que ser fácil de escanear.
– Cada página tiene que tener algún call to action o llamada a la acción que les guíe al lugar al que quieres que vayan. Suscribirse, ir a la tienda, pedir presupuesto, contactar.

Artículo relacionado:  Alcanza un nuevo nivel de rentabilidad con la pirámide de infonegocios

No confíes únicamente en el poder de tu barra de navegación para determinar qué es lo que tienen que hacer después. La barra de navegación no es una llamada a la acción. Saca partido al sidebar de tu blog y añade un call to action en cada una de tus páginas.

Una llamada a la acción es uno de los elementos más importantes para guiar a un usuario en la web. No te olvides nunca de ellos y utilízalos con moderación. El propósito es ayudar y hacer el viaje por tu web más sencillo.

Error 5: Abusar de los superlativos

¿Tu servicio es el más rápido? ¿Tu producto es el más innovador del mercado? ¿Tus precios son los más competitivos?

Ojo con los superlativos pueden crear una sensación de poco creíble. A veces palabras como “impresionante” o “fantástico” por ponerte dos ejemplos pueden hacerte sonar de lo más pretencioso:

Apóyate en testimonios de otras personas que han probado tus productos o servicios. Que un cliente cuente lo cómodo que es tu servicio de entrega puede ser la mejor forma de ser creíble. Por otro lado, un testimonio muy edulcorado puede hacerte perder también esa credibilidad.
– En preguntas, utilizar el superlativo puede hacerte sonar más humilde:¿Podría ser XXXX el mejor servicio de mensajería de Barcelona?
– Demuestra que lo que ofreces es un servicio de primera categoría: menciona con números específicos algunos de tus resultados, testea y aumenta de esta forma tan natural tu credibilidad.

Error 6: Tus adjetivos están destrozando tus textos.

Los adjetivos pueden destrozar el copywriting de una página completa. Son tan delicados, como arriesgados. Pueden ralentizar el ritmo de un texto. Si el lector percibe que leer un texto lento le pide un esfuerzo extra, mal asunto.

Por otro lado los adjetivos pueden ser mágicos y muy divertidos. Ayudan a que tu lector se haga una idea de lo que está leyendo, sienta la emoción. Esto convierte el texto en una pieza más persuasiva.

– Cambia un adjetivo si ves que no modifica el significado de la frase.
Apóyate en adjetivos sensoriales. Las palabras sensoriales son poderosas.

Los adjetivos aburridos seguirán siendo aburridos. Decir “creamos espectáculos impresionantes” genera el mismo bostezo que si no lo hubieras escrito. Ten cuidado con aquellos adjetivos que sabes de sobra que están ya muy vistos.

Error 7: Pasarte con el copywriting

Hay errores en los que nunca se debe caer si queremos que nuestros textos sean estratégicos y persuasivos. ¿Has visto alguna vez una mujer que se ha pasado con el maquillaje?

Artículo relacionado:  10 Atajos para mejorar la experiencia de usuario con neuromárketing

Abusar de técnicas de copywriting en tus textos podría llegar a tener el mismo efecto: poco natural, pretencioso e incluso ridículo.

Inyecta una dosis de confianza en los textos comerciales de tu web y haz que la personalidad de tu marca brille sola.

Dominar el copywriting de tus textos es una tarea esencial en tu web, en los correos que envías y en definitiva en todas las comunicaciones que salen de tu empresa.

No necesitas inversión, únicamente tiempo. ¿Quieres que tu web comience a funcionar las 24 horas del día? Ya sabes entonces lo que tienes que hacer.

 

Sobre la autora, Maïder Tomasena

Maïder Tomasena es copywriter web. Ayuda a autónomos y empresas a diferenciarse de la competencia y captar más clientes mediante la redacción de textos estratégicos. Escribe semanalmente en su blog sobre copywriting y marketing de contenidos.