Lo que debes saber sobre los pagos contactless

Una tecnología que se ha vuelto extremadamente popular tras la llegada de la crisis sanitaria a nuestro país, los pagos contactless suponen una forma diferente y mucho más eficaz de llevar a cabo pagos con nuestras tarjetas de crédito e, incluso, con nuestros dispositivos móviles. Se trata de una herramienta con la que no muchos están del todo familiarizados, y que aún despierta escepticismo ante las posibilidades de que algún gurú de la tecnología pueda sacar provecho de las debilidades de este sistema. Es por ello que, en los siguientes apartados, te explicaremos todo lo que debes saber acerca de la tecnología contactless.

¿Qué es la tecnología contactless?

Tal y como indica su nombre, el contactless se trata de un tipo de tecnología que permite la comunicación «sin contacto» a la hora de hacer pagos con tarjetas de crédito. Este sistema se basa en el uso del NFC, conocido también como Near Field Communications, tecnología inalámbrica de corto alcance capaz de facilitar la transmisión instantánea de datos entre dispositivos situados a escasos centímetros de distancia.  El NFC ve su origen en las etiquetas RFID, incluidas en los abonos de transporte y en los sistemas de seguridad para la apertura de puertas.

¿Qué son las tarjetas contactless?

El uso del NFC en las tarjetas de crédito y en los terminales de venta establece un canal de comunicación que permite la transmisión de información relacionada con pagos de forma totalmente segura, lo que facilita el uso del NFC para hacer pagos instantáneos con tan solo situar la tarjeta sobre el datáfono sin necesidad, para ello, de introducirla en ella o de pasarla por el lector de banda que posee.
Las tarjetas de crédito contactless son todas aquellas que incorporan una tecnología de comunicación que permite el pago sin necesidad de hacer ningún tipo de contacto con ella. Así, lo único que requiere es acercar la tarjeta al terminal de venta para que se lleve a cabo el pago de forma inalámbrica, sin necesidad de introducirla en el TPV o de pasarla por el lector de bandas. Por supuesto, también podremos acercar nuestro dispositivo móvil si se ha configurado en él la tarjeta para crear la conexión entre los dispositivos y generar el pago. Todo esto es posible gracias a que cada tarjeta Contactless incluye una pequeña antena NFC que, si bien no se detecta a simple vista, está ahí, y permite la comunicación con el TPV para poder realizar el pago.

¿Cuáles son las ventajas de las tarjetas contactless?

En este apartado, procederemos a explicarte cuáles son los beneficios de los que pueden disfrutar los usuarios de tarjetas contactless:

Haz compras pequeñas rápidamente

Tal y como hemos comentado en párrafos anteriores, las tarjetas contactless facilitan transacciones económicas extremadamente veloces. Esto se debe a que, con pagos menores a 20 euros, los usuarios de dichas tarjetas no necesitarán marcar su código PIN. Dado que los terminales de pago están adaptados a esta tecnología, lo único que necesitarán será un segundo para identificar la tarjeta y llevar a cabo el cobro.

Pagos en cualquier establecimiento

Si bien no todos los establecimientos cuentan con terminales compatibles con la tecnología contactless, ello no te impedirá seguir utilizando tu tarjeta para hacer tus compras como lo harías normalmente. Esto se debe a que las tarjetas de crédito contactless vienen equipadas también con una banda magnética que permite el reconocimiento por parte de los terminales más tradicionales.

Método de pago seguro

Dado que no había necesidad de insertar la tarjeta en el datáfono ni de introducir un código PIN en las compras inferiores a 20 euros, cada vez más personas empezaron a desconfiar de esta nueva tecnología. Sin embargo, la seguridad de sus usuarios está garantizada, ya que el pago requiere de un terminal de venta conectado, la persona que te cobra deberá marcar la cantidad exacta de dinero en dicho terminal y el pago no se llevará a cabo hasta que la tarjeta contactless no esté a unos tres centímetros del TPV.

Sobre el uso de las tarjetas contactless

En caso de que no estés contento/a con tu tarjeta contactless, existen una serie de aspectos que todo usuario de este tipo de tarjetas debe tener en cuenta:
El uso de estas tarjetas es totalmente optativo. Los bancos no pueden obligarte a utilizar esta tecnología por lo que, si aún te sientes inseguro/a acerca de su uso, siempre puedes recurrir a la banda magnética que incluyen para hacer el pago con la tarjeta como siempre se ha hecho.
– En caso de que te incomode que los datáfonos no te pidan el PIN, siempre puedes acudir a tu banco y pedirles que desactiven esta función.
No es tan fácil robar a un usuario de tarjeta contactless. Para que este hurto se de lugar, el terminal de pago debe estar encendido, alguien debe marcar en él la cantidad de dinero especifica, que la tarjeta permanezca, como mínimo, a tres centímetros de dicho terminal y que se mantenga frente a él entre uno y tres segundos.