Transformación digital en la nueva normalidad

Después de una crisis tan profunda como la que aún sufrimos por el Coronavirus, en la que empresas y autónomos han tenido que cerrar negocios y otros han visto peligrar los suyos, no son pocos los que empiezan a plantearse una transformación digital “de una santa vez” porque la habían ido retrasando año tras año.

El teletrabajo se queda

El teletrabajo en las empresas ha sido un claro ejemplo de esta digitalización “obligada”.

Da igual que existan estudios desde hace más de 10 años que explicasen las ventajas de trabajar desde casa; hasta que no ha habido más tu tía, no se ha probado y, oh sorpresa, ¡funciona!

Y no solo ha sido un alivio en algunos sectores para mantenerse vivos en las últimas semanas, las empresas han comprobado que se rinde más, ayuda en la conciliación familiar, se han ahorrado costes físicos, etc.

Habrá que aprovechar que España es el país europeo con el mayor despliegue de fibra óptica, digo yo, ¿no?

Redescubriendo el canal digital

Pero además de las empresas grandes, también pymes y autónomos pasan ahora por un re-descubrimiento de la “versión online” para su negocio o incluso su completa reinvención en los casos más drásticos, sobre todo donde el cambio ya venía tarde…

En mi caso, sin ir más lejos, hace más de 6 años trabajaba para una consultora informática de la que me largaron después de la crisis anterior porque la empresa pasaba por problemas económicos. Entonces decidí reinventarme y meterme en el mundo del blogging, y a día de hoy tengo la “suerte” de vivir de ello, pero si no hubiera sido así quizá ahora mismo estaría realmente preocupado por si me echan a la calle en un contexto social y económico aún peor que el de hace 6 años.

O por ejemplo esa charcutería de barrio que le daba igual tener o no una página de Facebook, en las últimas semanas no tuvo más opción que enviar por WhatsApp a sus clientes de toda la vida las fotos de las chuletas de cerdo tan ricas que vendía, apuntar pedidos de esta forma y planificar las recogidas para mantener las medidas de seguridad de sus clientes. Chapó.

Quizá a partir de ahora, con esta “nueva normalidad”, mantenga ese canal de venta que abrió por necesidad y del que ahora ha descubierto sus ventajas.

Emprendimiento digital

Pero, ¿y todas esas personas que tenían pensado montar su propio negocio?

Pues resulta que ahora, las que no habían planificado tener un canal digital para ese negocio, se lo están pensando muy mucho (no es para menos).

Sí, es verdad que poco a poco en muchas cosas se volverá a la “clásica” normalidad, pero algunos de los nuevos hábitos digitales adquiridos han venido para quedarse.

Ha cambiado el comportamiento del consumidor en el mundo digital, y por lo tanto los productos y servicios que antes eran impensables digitalizar de ninguna forma. A mí me dices hace unas semanas que iba a existir un “canguro online” para cuidar a los niños por Skype mientras tú teletrabajas, y no te hubiera creído.

Ni que decir ya de la formación online, que se ha visto reforzada con una gran demanda de personas que han aprovechado la situación para aprender, y en muchos casos preparándose precisamente para esta nueva normalidad digital.

Y unido a este aumento de la demanda, también ha crecido la oferta por parte de empresas que han pivotado su formación al formato online (que en muchos casos mantendrán ya) e incluso personas que buscan ingresos o alternativas de negocio vendiendo su experiencia y conocimientos creando sus propios cursos.

Y así un largo etcétera en casi todos los sectores que se han visto afectados por el dichoso Coronavirus.

Conclusión

Después de lo vivido en estos meses está claro que el emprendimiento digital no puede ser “solo” un plus, no es solo “hacerse una web”. Se trata de tenerlo realmente en cuenta en tu plan de negocio, sea el que sea, porque nunca se sabe qué virus, qué pandemia o qué “lo que sea” hará tambalear tu negocio.

Que el mundo cambia es lo único constante, y te lo dice un bloguero que hace 6 años casi no sabía ni lo que era eso de un blog.

Si necesitas para tu web un hosting de calidad a muy buen precio en Emprenderalia te recomendamos Hostinger. Puedes tener tu hosting por sólo 0,99 € al mes ($0.99) con dominio gratis incluido.
Web Hosting