ergonomia para mejorar tu productividad

Los emprendedores no solemos ser las personas más preocupadas por la parte física de nuestro trabajo.

Es habitual que pasemos más horas sentados de la cuenta, que no bebamos suficiente agua, que no prestemos mucha atención al espacio del trabajo… Todo esto acaba pasando factura tanto a nuestra productividad como a nuestra salud.

A veces, sólo con pararnos un momento para pensar cómo organizar nuestro espacio de trabajo y crear un planning de descansos, lograríamos mejorar nuestra productividad y simplificarnos la vida.

Para que te puedas poner en marcha y mejorar las condiciones en las que trabajas hemos recopilado 5 buenas estrategias para empezar.

5 consejos para hacer tu vida más fácil y productiva cuando trabajas

1. Cuida el espacio físico

La ergonomía en el trabajo es uno de nuestros grandes descuidos y el resultado suele ser problemas de espalda, dolor en el cuello, falta de concentración…

No hace falta diseñar una habitación de la NASA, sólo con tener una buena silla, una mesa a la altura adecuada y ser consciente de tu postura cuando trabajas, la mejora es inmediata.

2. Mejora tu alimentación e hidratación

Aunque bebas otras bebidas diferentes al agua, ten siempre a mano una botella o un vaso con agua para poder ir bebiendo de forma continua. Esto hará que tu cuerpo funcione bien y que tu cerebro no se deshidrate y no te cueste mantener la concentración.

La alimentación es otro factor clave y es importante que respetes los horarios y añadas alimentos ricos en omega 3, como frutos secos por ejemplo, para que tu cerebro sea productivo y tengas más energía de forma saludable.

3. Fuera distracciones

Las distracciones son la principal causa de una baja productividad. Como mínimo fija una franja sin distracciones en las que pongas el móvil en silencio, no leas el mail, y avises de que es horario sin interrupciones.

Te sorprenderás de lo rápido que avanzas cuando puedes dedicar media hora sin ningún estímulo externo.

4. Respeta los descansos

Otro de los grandes problemas productivos es la falta de descanso. Parece que si trabajamos más horas estemos haciendo más trabajo, pero la calidad y cantidad baja a medida que no descansamos.

Así que mínimo tómate un descanso a cada hora y aprovecha para estirarte un poco o hacer ejercicio.

5. Haz deporte

Cuando nos obsesionamos con nuestro negocio es fácil dejar de lado ciertas cosas, y el deporte es una de las primeras en resentirse.

Además de todos lo beneficios para nuestra salud y condición física, mantener el cuerpo en forma haciendo ejercicio regularmente ayuda a mejorar la productividad y estar más concentrado.

No hace falta que te entrenes para maratones, con salir a caminar cada día y añadir algo más activo un par de veces a la semana debería ser suficiente para mantener un buen tono.

Empieza ya a hacer tu vida más fácil y productiva en el trabajo

Así que te animo a que hagas una revisión de tus hábitos y tu espacio a la hora de trabajar, y que apliques estos consejos para conseguir que tu vida sea más fácil y más productiva.

Y recuerda parar de vez en cuando para revaluar todo esto y hacer los ajustes necesarios.

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales:
Si estás pensando en montar tu propia tienda online en Emprenderalia te recomendamos Shopify. Una forma sencilla y económica de emprender.