software de gestión empresarial

Cuando un emprendedor comienza con su negocio tiene que asimilar que no sólo tendrá que hacerse cargo de la idea brillante que ha tenido y desarrollarla. A partir de ese momento, la facturación, la contabilidad y la gestión de la empresa irán a su lado a medida que su negocio crezca.

Muchas veces y sobre todo en negocios tecnológicos, la parte de administración se descuida, no se sacan informes de pérdidas y ganancias, va pasando el tiempo y llega un momento en el que se observa que la idea no era rentable.

Para ayudar a gestionar esta parte del negocio existen softwares de gestión empresarial o ERP (Enterprise Resource Planning). Hasta hace poco no eran accesibles a todos los bolsillos pero han reducido sus precios debido a una nueva forma de distribución SAAS (software as a service) o cloud computing. Esta nueva modalidad sirve el software como un servicio, es decir, la empresa se conecta a través de una aplicación on-line de escritorio, y te olvidas de la parte técnica. Además al ser un software “cloud” o en la nube,  cada empresa puede acceder a sus datos desde cualquier parte, solo necesita un acceso a internet.  Lo que el usuario paga es que sus datos estén albergados en servidores seguros,  tener un software siempre actualizado y asistencia técnica personalizada, a precios muy económicos porque la distribución es mucho más barata.

Pero, ¿en que nos puede ayudar un programa de gestión cuando estamos empezando?, ¿compensará pagar un recibo más para tener un software de gestión? Pues en principio será igual de necesario que pagar la factura de la luz, sobre todo, porque es la base de cualquier empresa. Organizar a nuestros clientes en una base de datos accesible a un solo clic, gestionar todos los documentos (presupuestos, proformas, facturas, albaranes, etc.), tener los artículos y servicios de nuestro negocio debidamente referenciados, visualizar informes de control de gastos e ingresos, gestionar la tienda on-line de una manera directa, etc. Todas estas acciones son básicas para que nuestro negocio funcione. Y debido a la movilidad actual hay que tenerlos en cualquier momento accesibles.

En un mundo tan competitivo ser rápido en este tipo de gestiones es fundamental porque nuestros competidores también lo serán. Si un cliente te llama para preguntarte algo acerca de un pedido, factura o presupuesto, este tipo de programas te ayudarán a dar una respuesta inmediata accediendo a la ficha de cliente y consultando los movimientos que se han realizado, y una vez realizada la transacción, visualizar si ha resultado rentable.

Además si una asesoría lleva tu contabilidad, no tendrás que llevarle todos los documentos cada vez que te los pida, mediante los SaaS, podrá acceder a ellos si le das permiso, y así reducir las gestiones, ganando tiempo, algo que tu negocio requiere sobre todo en la fase inicial.

Por lo tanto, si toda esta organización se realiza desde el comienzo de la actividad el negocio fluirá siempre ordenado, y no habrá pérdida de información, conociendo en cada momento cómo evoluciona y ayudándote a tomar decisiones que serán vitales en el futuro.

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales:
Si estás pensando en montar tu propia tienda online en Emprenderalia te recomendamos Shopify. Una forma sencilla y económica de emprender.