El valor de lo que no haces

focalizarApple es la empresa más rentable del mundo. Su mayor valor es su marca. Steve Jobs era un tío inteligente y rápidamente se dio cuenta que era tan importante o más lo que dejaba de hacer que lo que hacía. La prueba más gráfica es el botón del iPhone. Hasta la salida del iPhone los smartphones tenía 4, 5, 6 botones. Jobs dijo a sus ingenieros que se las apañasen para funcionar con uno. Claro que, simplificar, suele ser más difícil que no hacerlo. Para decir NO hay que ser valiente y resolutivo.

Otro buen ejemplo del valor de lo que no haces son las marcas de lujo. El Rolex Daytona de acero es uno de los relojes más deseados del mundo. Rolex podría vender cientos de miles pero limitan su producción anual a unas pocas decenas de miles. Esto provoca que el deseo del consumidor se incremente y que su valor en el mercado aumente. En la época anterior a la crisis un Daytona podía costar más de segunda mano que nuevo.

37signals es una empresa de desarrollo de software famosa por sus aplicaciones BaseCamp, Backpack, etc. Ellos se sienten orgullosos de que sus aplicaciones tengan menos funcionalidad que las de la competencia. Y por cierto, sus clientes, también. Se dieron cuenta de que muchas empresas buscaban aplicaciones sencillas que pudiesen utilizar de forma inmediata. Su software está pensado para esas empresas y tiene claro lo que no deben hacer. Se han marcado unos límites y no los traspasan.

Esos límites, ese espacio que no ocupas también es parte del ADN de tu empresa. Apple es famosa por su iPhone pero también es famosa porque no hace muchas cosas. Se sienten orgullosos de tener muy pocos productos. Por cierto, esa reducción de productos fue una de las medidas que tomó Steve Jobs cuando volvió a Apple.

Como emprendedor tienes que buscar tu ADN, qué es lo que quieres hacer y lo que no quieres hacer. Cuando lo tengas claro (después de probar y probar), no te salgas de ahí. Si estás interesado en otros productos, nichos o negocios, crea una empresa o marca independiente, pero no difumines la identidad de la empresa que tanto te ha costado crear. Cuanto más marcado sea tu ADN, más fieles seguidores tendrás (y más detractores). La gente recuerda lo negro y lo blanco, pero le cuesta recordar lo gris. Si solo vendes relojes de buceo extremos para inmersiones a gran profundidad, el público te recordará mejor que si vendes relojes de buceo, clásicos, plumas, llaveros…

Imagen por Pixomar.

 

Sobre el autor, Val Muñoz de Bustillo

Val Muñoz de Bustillo ha sido programador, consultor, jefe de proyectos pero ante todo es emprendedor. Se dio cuenta cuando conoció a su socio Ángel María Herrera y decidió dejar su trabajo para emprender la difícil tarea de vender lujo por internet. El resultado es Unikuo.com, una Web de venta de relojes de alta gama.

Val creó su blog vmbustillo.com cuando decidió emprender, y desde entonces, cada semana nos cuenta sus experiencias, errores y reflexiones basadas en su experiencia.

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.