En mi última entrada compartí contigo mi frustración sobre los correos genéricos que recibo casi a diario. Muchas veces se han escrito sin cuidado y no demuestran ningún interés por mi empresa.

También reconozco que tu tiempo es igual de precioso que el mío y que necesitas recurrir a las plantillas para no perder tiempo con empresas o páginas que no quieren colaborar contigo.

Así que hoy te presento una forma de contactar con empresas interesantes mostrando tu interés sin desperdiciar el tiempo.

Preparación preliminar: ¿quién es el destinatario?

Una plantilla es un escrito prediseñado que te ahorra tiempo en situaciones estándar como puede ser el primer contacto con una empresa.

Al utilizar una plantilla tardas menos en escribir el email, tiempo que podrás utilizar para otras cosas. Aún así es recomendable personalizar cada envío para que no quede demasiado obvio que se trata de una plantilla.

Para ello necesitarás reunir cierta información acerca del destinatario. Esta investigación no te deberá tomar más que media hora y consiste fundamentalmente en visitar la página web de la empresa.

Además puedes buscarla en otras páginas o revisar el perfil de los trabajadores en redes sociales como LinkedIn o Womenalia. Intenta descubrir lo siguiente:

Nombre e email de la persona de contacto

Los emails personales siempre llaman más la atención que un “hola” genérico. Busca en la propia página de la empresa y en las redes sociales si consigues un contacto directo.

Si es una micro-empresa / un emprendedor: perfil del creador

¿Es una persona muy cercana o más bien formal? Este detalle decidirá la formalidad de tu propio contacto. Si no lo tienes claro, utiliza un lenguaje más formal.

Productos o servicios que ofrecen

Busca el producto o el servicio que te interesa especialmente o el aspecto de la empresa que te gustaría resaltar. Si quieres hacer una reseña de un producto, nómbralo. Si quieres presentar algún aspecto de la filosofía de la empresa; explícalo…

Detalle interesante que encaja contigo

Aquí puedes dejar rienda suelta a tu imaginación. Quizás tienes un hobby en común con el fundador o algún recuerdo de infancia que incluye el producto. O tal vez has nacido en la misma ciudad o tenéis la misma filosofía.

La plantilla personalizada

El objetivo de esta plantilla es conseguir muestras para un blog de reseñas de productos. Personalízala para tus propios fines, hazla tuya y, sobre todo, pruébala con diferentes empresas.

Hola [nombre del destinatario]

Soy [tu nombre], y publico reseñas de productos en el blog [nombre del blog]. Me he fijado en vuestra empresa gracias a [una búsqueda por x en google / vuestra entrevista en y / la entrada de z]. Me ha llamado mucho la atención que [detalle en común]. La mayoría de mis entradas tratan de belleza y de moda, y creo que vuestro [producto] encaja muy bien en esta línea por [razón]. Ya he presentado productos parecidos al vuestro como podéis ver en las siguientes entradas: 
URL1
URL2

Todas mis reseñas incluyen fotos propias, mi impresión personal del producto y recomendaciones de uso. Si además tenéis algo de tiempo para responder preguntas acerca de [detalle interesante], incluiría esta información en la entrada.

Si os interesa una colaboración con [nombre del blog], no dudes en ponerte en contacto conmigo respondiendo a este email o llamando al (número de teléfono).

Un cordial saludo
[tu nombre]
[URL de tu blog, página de facebook, twitter, instagram…]

Una vez que hayas creado tu propia plantilla, el proceso de buscar información y escribir este primer email te tomará aproximadamente media hora. Tiempo bien invertido, ya que aumentarás mucho el número de respuestas positivas y las opciones de colaboración.

Artículo relacionado:  Para qué sirve un embudo de conversión

Inténtalo y no te olvides compartir tus resultados (y tu propia plantilla, si quieres) en los comentarios.