¿Cómo crear tu propia marca de ropa?

Emprender es una de las actividades que mayores satisfacciones genera. Forjar un emprendimiento desde cero con ideales y valores propios se transformó en una salida laboral para muchas personas que perdieron su empleo o cuentan con tiempo libre y desean cumplir su sueño.

Junto a la gastronomía, los emprendimientos relacionados a la moda son las que más crecieron a partir de la pandemia. Por necesidad o deseo, cada vez más estudiantes se inclinan por los negocios de ropa y gracias a la tecnología ahora puedes crear prendas únicas y tus propios diseños en serigrafía desde la comodidad de tu hogar.

Si alguna vez soñaste con ser el próximo Gianni Versace o Coco Chanel, íconos de la moda, también debes aprender a confeccionar tus propias prendas desde cero. Para ello es necesario formarse con expertos en la materia y profesionales con vasta experiencia como los que se encuentran en este sitio. Aprovecha para nutrirte con información que te será de mucha utilidad para desarrollar tu propia marca de ropa, sin necesidad de tener conocimientos previos en moda, costura y diseño de indumentaria.

Desarrollar desde cero tu propia marca de ropa requiere tener en claro muchas áreas para que el proyecto sea un éxito desde el primer momento. Lógicamente, deberás abarcar diferentes áreas y tener constancia para superar los obstáculos que surgirán en el transcurso del emprendimiento. Más allá de la propia indumentaria, un emprendimiento necesita un pensamiento estratégico y un análisis situacional. Para ello, obtén más información para encontrar soluciones innovadoras a problemáticas de difícil resolución.

Paso a paso para crear tu propia marca de ropa

Crea una identidad de marca original

Este es uno de los puntos fundamentales y sin el cual no podrás alcanzar el éxito. Una marca que se asemeja a otra ya existente, está condenada al fracaso. Por eso, es importante que determines qué representa tu marca, a qué público apuntas y cuáles son los valores que representa.

La historia y lo que una marca tiene para decir es tan importante como su última prenda confeccionada con las últimas tendencias y estándares enseñados en el ámbito de la moda. En síntesis, de nada sirve ofrecer los mejores estampados a partir del curso de serigrafía, si la marca no cuenta con un buen plan de negocios.

Dentro de la identidad de marca, el nombre es parte fundamental para la ropa. Busca un nombre creativo y que puedas registrar en un organismo oficial de marcas y patentes. Así, te aseguras que a futuro nadie comercialice con tu marca y nombre sin permiso. Elije un nombre que sea interesante, de simple pronunciación y que te distinga de tus competidores. Esto garantiza que la percepción de tu marca sea original.

El logotipo también es importante y lo mejor es invertir un poco de dinero en un diseñador gráfico que genere un logotipo que se distinga con facilidad. Un claro ejemplo es el de la cadena de comida rápida más conocida del mundo: con ver los arcos dorados tu mente viaja directamente hacia los productos que venden.

Otro aspecto importante dentro de tu identidad de marca es el diseño de las prendas. Puedes confeccionarlas desde cero realizando un curso de costura, o delegar en otras personas esa parte relegando una parte de las ganancias. Más allá del ideal pretendido en modelos de indumentaria, es importante determinar cuáles serán las materias primas como los fabricantes de telas al por mayor que ofrecen precios accesibles.

Escoge tu público objetivo

Todo emprendimiento debe conocer al dedillo a su target. Esto asegura que no exista una brecha entre lo realizado y lo pretendido por los consumidores. Debes conocer al detalle a quién está destinada tu marca de ropa, cuáles son los valores, necesidades y gustos de tus clientes, qué los motiva y qué les desagrada, entre muchas otras cuestiones.

Este aspecto es tan importante como una ropa bonita y garantice que tu marca perdure en el tiempo. Lógicamente, las problemáticas surgirán a pesar de conocer a tu público objetivo, y por esa razón siempre es útil tomar un curso design thinking para encontrar soluciones a los problemas de manera creativa.

Consejo: acota tus diseños de indumentaria a una franja etaria o sector determinado. Es imposible satisfacer a todo el mundo, por lo que es imprescindible enfocar las creaciones a un target específico. Asimismo, es importante que sientas identificación por el nicho escogido ya que podrás darles creaciones enfocadas en sus necesidades a través de un curso de costura y mucha creatividad.

Analiza a tus competidores

Otro punto determinante para que tu marca de ropa tenga éxito es la calidad en el análisis de tus competidores. Este punto es la continuación tras determinar las bases de tu marca y es tan importante como tener los mejores diseños y estampados a partir de un curso de serigrafía.

Aprovecha las herramientas online como Internet, Google y redes sociales. Escudriña con tus competidores para detectar falencias, oportunidades y puntos a imitar. Nunca copies al dedillo lo que ofrecen tus competidores, puesto que esto tarde o temprano es castigado y va contra la ética. También puedes analizar los precios, tipos de prendas, diseños y cómo se dirigen al público.

Ofrece varios puntos de venta

La creatividad y el pensamiento lateral impulsado por el curso design thinking son buenas herramientas para ofrecer más y mejores puntos de venta. Las tiendas online son el primer punto de partida que escogen las marcas que recién salen al mercado. No obstante, también puedes optar por los marketplace y perfiles digitales en redes sociales como Facebook e Instagram.

Aprovecha cualquier oportunidad para dar a conocer tu marca. Incluso los influencers suelen ser la mejor vidriera para que tu ropa se vuelva parte de la nueva moda.

En caso de que decidas invertir en tu propio E-Commerce, no descuides el diseño de la misma, puesto que debe reflejar los valores de tu marca. Cuida los detalles y ofrece muchos medios de pago para que los clientes tengan una buena experiencia de compra. Otro recurso brindado por el curso design thinking es saber aprovechar las oportunidades en los momentos indicados a partir de promociones irresistibles en fechas especiales.

Forja alianzas estratégicas

Algunas marcas aprovechan para ofrecer sus productos a cambio de aumentar su visibilidad y reputación online. Forja alianzas con comercios locales que puedan ofrecer tus prendas en sus tiendas físicas.

Muchas empresas también se alían con empresas de logística ofreciendo sus productos con descuento a cambio del servicio de entrega a domicilio. Busca sectores con los que haya un beneficio mutuo y no dudes en presentar una propuesta.

Aprende continuamente

Todos los puntos anteriores son de vital importancia para que tu marca de ropa sea un éxito. No obstante, llegará un punto en el que puedes estancarte y si llega ese momento la mejor salida será la del aprendizaje continuo. Por ejemplo, tomar el último curso de costura puede darte nuevas ideas para confeccionar prendas que se destaquen por sobre el resto o ahorrar a partir de materias primas más económicas pudiendo ofrecer tu ropa a un precio mucho más bajo que tus competidores.

Asimismo, aprovecha para renovar tu stock y crear diseños únicos a partir de un curso de serigrafía actualizado que contemple las últimas tendencias del mercado.