Una de las cosas que más preocupa cuando acabas de establecerte por tu cuenta es cómo conseguir tus primeros clientes. Y es que a veces uno cree que por decir que ya estás activo te van a llegar en tropel sin tener que hacer nada, pero no es así y es importante saber qué hacer.

No hay que olvidar que por mucho que trabajes en tu web, te formes o participes en las redes sociales, si no tienes clientes, no vas a ningún lado. Eso supone tener a punto una serie de estrategias que incluyen: atraer clientes, saber vender (por muchos clientes potenciales que atraigas si no vendes estás igual) y fidelizar a los que ya tienes. Y es un proceso que requiere conocimiento, práctica, atrevimiento y calidad.

Tus primeros clientes son muy importantes porque te hacen ver que tu negocio sí puede funcionar, que estás haciendo las cosas bien, y cuando uno tiene confianza en lo que hace, se atreve a más y consigue más. Entonces, ¿cómo puedes conseguir a tus primeros clientes?

 1. Ofrece tus servicios a todos tus conocido

Esto que, aparentemente, es sencillo, no lo es. Primero porque muchos emprendedores no son capaces de articular bien qué es exactamente lo que hacen. Y lo digo por experiencia propia, cuando un día mi hermana me pidió que le explicara bien lo que hacía porque no sabía cómo recomendarme a sus amigos porque no estaba segura de a qué me dedicaba.

Si no eres capaz de explicar claramente qué ofreces, lo tienes difícil. Así que empieza por eso. ¿A quién ayudas y qué ayudas a conseguir o a evitar? No te quedes sólo con el nombre de tu profesión.

La segunda dificultad de esta idea es que a mucha gente parece que le da apuro escribir un mail o llamar a un conocido para decirle que tiene un nuevo negocio. Y te entiendo, porque a mi me pasaba igual, pero si quieres que tu negocio avance tienes que dejar a un lado las vergüenzas. Es así. Así que dile a TODOS tus conocidos a qué te dedicas, cómo puedes ayudarles (y si te pones nervioso o te entran sudores lo haces igual, esa es la única medicina en este caso).

Por supuesto, no me refiero a atosigar, simplemente a informar de que a partir de ahora te dedicas a X y que estás ofreciendo Z gratis (entrevista, auditoría, consulta…), que si les interesa o conocen a alguien a quien pueda interesarle se pongan en contacto contigo. Así de sencillo (y así conseguí yo mis primeros clientes).

2. No dejes que tu mente te juegue malas pasadas

Cuando empiezas un negocio, por mucho éxito que hayas tenido en tu anterior profesión o negocio, te sientes inseguro y vulnerable y ponerte en marcha puede costarte mucho; pero como dije antes, si quieres avanzar y ver resultados tienes que HACER, a pesar del miedo, la pereza, las dudas, la vergüenza y toda excusa que se te pase por la cabeza.

Artículo relacionado:  Aprende a identificar lo que aporta valor a tu empresa

Si no hablas con gente, si no explicas lo que haces y cómo puedes ayudarles no conseguirás nada. Si no tienes ingresos es porque no has hablado con el suficiente número de personas para ofrecer tus servicios. Por supuesto, luego tendrás que afinar tu propuesta, tus precios y aprender a vender bien, pero para empezar lo importante es moverse con lo que tienes y no dejar que tus miedos te paralicen o que la inseguridad o la pereza te hagan creer que por tener una web te llegará todo hecho.

Así que si todavía te preguntas cómo conseguir tus primeros clientes, aclara bien tu mensaje y ponte en contacto con tus conocidos. Sin atosigar ni agobiar, solo un mensaje para que sepan a qué te dedicas ahora. Luego, o a la vez, puedes crear una estrategia más elaborada para tener un flujo constante de clientes y empezar tu plan de marketing online, offline o como quieras. Pero no subestimes lo que puedes lograr con un solo mensaje porque tus conocidos ya confían en ti y si no les interesa, al menos sabrán lo que haces y podrán recomendarte cuando surja la ocasión.

Así que, ¿cuándo vas a enviar ese mensaje?