botas de seguridad

Escoger un calzado específico para nuestra actividad laboral nos aporta grandes ventajas y nos previene de sufrir un gran número de accidentes.

Las botas de seguridad son muy utilizadas en aquellas profesiones en las que existe el riesgo de producirse desprendimientos o caídas de materiales pesados, temperaturas muy elevadas, suelos resbaladizos, etc.

Para saber escoger estas botas de seguridad debemos tener en cuenta una serie de factores.

A continuación, te mostramos las ventajas y beneficios que proporcionan, así como otro tipo de información relevante.

Qué son y para qué sirven las botas de seguridad

Se trata de un tipo de calzado de protección que se utiliza en diferentes actividades laborales para evitar que los trabajadores sufran accidentes en la zona de los pies.

Estas botas logran proteger los dedos de las caídas de algún material, de la contaminación con agentes químicos, las descargas eléctricas, así como otros riesgos laborales.

Si tu profesión requiere de un calzado específico, estás obligado a cumplir con su uso. De hecho, en caso de producirse una inspección puedes tener incluso problemas legales, aun siendo trabajador por cuenta propia.

Por qué no utilizar tu calzado habitual en el trabajo

A continuación, te mostramos los motivos por los que no deberías llevar tus zapatos habituales a trabajos que requieran el uso de botas de seguridad:

  • No soportan temperaturas extremas, por lo que puedes sufrir quemaduras.
  • No están preparados para recibir un impacto. El calzado que utilizas para salir no soporta un aplastamiento del pie como lo hace una bota específica, ya es esta última cuenta con un diseño en la puntera de fibra de vidrio, acero o aluminio que resiste estos accidentes.
  • Tampoco disponen de suelas antideslizantes para evitar resbalones con agua, aceites, grasas u otro tipo de líquidos.
  • No te protegen de la humedad ni te mantienen el pie seco.

Ventajas de las botas de seguridad

¿Te gustaría saber cuáles son las ventajas de las botas de seguridad?

  • Evitarás que se produzca una gran cantidad de accidentes innecesarios.
  • Trabajarás de forma más cómoda.
  • Sufrirás menos dolores y sobrecargas.
  • Ahorrarás dinero, ya que este tipo de calzado es mucho más resistente y duradero.

Cómo escoger las botas de seguridad

Si eres empleado por cuenta ajena, normalmente te las proporcionará la propia empresa. No obstante, si debes escogerlas tú mismo, es necesario que prestes atención a algunos aspectos:

  • Actividad. En primer lugar, las características de las botas deben adecuarse a la actividad que vayas a realizar. Presta atención a las normativas vigentes de tu sector.
  • La talla. Si coges una talla demasiado pequeña, te producirá rozaduras y sufrirás dolor durante toda la jornada de trabajo. En cambio, si son demasiado holgadas, el pie no quedará bien sujeto, por lo que le resta eficacia.
  • Peso. Lo ideal es elegir materiales resistentes pero ligeros, ya que pasaremos muchas horas con este tipo de calzado.
  • Transpiración e impermeabilidad. Intenta que transpiren correctamente para que el pie no se recaliente en exceso y que eviten la entrada de agua.
  • Tipo de cierre. Con un cierre adecuado logramos ganar mayor estabilidad y no entrarán cuerpos extraños en su interior.

Mantenimiento de las botas de seguridad

Cuando estén sucias, límpialas con un paño humedecido y no las guardes en la taquilla ni en la mochila hasta que se sequen completamente.
Debes mantenerlas en lugares fuera del alcance de la luz y del agua.

Utilízalas solo durante las horas de trabajo. No te las pongas para salir a la calle, ya que les restarás durabilidad.

En definitiva, es muy importante que utilices unas botas de seguridad en caso de que tu trabajo lo requiera. De este modo, evitarás sufrir algún susto inesperado y trabajarás de forma más eficaz.

Si necesitas para tu web un hosting de calidad a buen precio en Emprenderalia te recomendamos Siteground. Es el que utilizamos nosotros y estamos más que contentos.
Web Hosting
Web Hosting