Supongo que has escuchado mucho acerca de lo importante que es trabajar en tu Marca Personal, pero además, también debes haberte dado cuenta que no es algo tan sencillo y rápido de lograr. Es un proceso que requiere de tiempo y trabajo, pero puede traerte muchos beneficios como Profesional del Conocimiento, pues te permitirá llegar a nuevos ámbitos, darte a conocer y ofrecer tus servicios. En definitiva te abrirá nuevas oportunidades que se traducirán en clientes, contactos de negocios y colaboraciones.

Es posible que este proceso de creación de tu Marca Personal pueda parecerte algo complejo, incluso ajeno a tu misión de ayudar a las personas, por ese motivo hoy me he propuesto ayudarte para hacértelo un poco más fácil y práctico con este artículo, en el cual he sintetizado 6 poderosos y útiles consejos que desde ya puedes poner en práctica para crear e impulsar una Marca Personal sólida como Profesional del Conocimiento.

1. Describe el perfil de tu Cliente Ideal y el de tu Cliente NO Ideal

Esta debería ser de las primeras cosas que hagas en pro de tu Marca Personal como Profesional del Conocimiento. Tener una imagen clara y meridiana de tu cliente ideal te dará la pauta para desarrollar cualquier estrategia de promoción de tus servicios. Conocer al detalle esta información te ayudará a establecer cómo, cuándo y dónde llegar a él.

Por eso es vital que tomes nota y describas todo lo que puedas sobre cómo es ese cliente: dónde vive, qué hace, qué le gusta, cómo es su vida, cómo es su familia, en qué trabaja, cuáles son sus problemas y necesidades. Cuanto más detallado puedas hacerlo, más fácil será para ti determinar las acciones a seguir para atraerlo.

Si ya tienes la descripción de tu cliente ideal, podrás también hacer la de tu cliente no ideal, es decir, ese cliente con el que no deseas trabajar por alguna razón. ¿Para qué te sirve esto? Pues básicamente para llegar a identificarlo fácilmente cuando se presente y tener preparada una amable respuesta que lo direccione a buscar a otro profesional “más idóneo para él” y de paso te evites un cliente que no deseas. Ten en cuenta que aceptar a clientes con los que no conectas y no quieres trabajar se convertirá simplemente en una fuente de problemas.

2. Habla sobre lo que haces y cómo ayudas a las personas

Habla abiertamente sobre el valor que brindas y que te distingue más allá de tu profesión. Para esto, es importante que tengas preparada una breve presentación, clara, sencilla y concreta. Y recuerda que es importante que hables siempre en términos de los beneficios que puedes brindar a las personas y no sobre lo grandioso que eres y todo lo que sabes (esto no va sobre ti, va sobre ellos y cómo les puedes ayudar).

Por ejemplo, en lugar de decir: “Soy Coach Certificado con especialización en Liderazgo”, podrías decir: “Me dedico a ayudar a las personas a que logren sus objetivos potenciando en ellos el liderazgo en cada aspecto de su vida”.

¿No suena más interesante?

Aprovecha la red de contactos que ya tienes, no porque ellos te vayan a contratar necesariamente, sino porque pueden ayudarte a conectar con nuevas personas.

Además de esto, asiste a eventos, ferias y reuniones de tu interés, no sólo relacionadas con tu profesión, recuerda que en cualquier espacio puedes dar a conocer lo que haces, eso sí, de una forma casual y agradable, sin convertirte en un vendedor-acosador. Ten en cuenta que, en principio, no estás vendiendo, sólo quieres darte a conocer.

También puedes aprovechar los canales digitales para hacerte notar, redes como LinkedIn y Twitter pueden ser muy útiles para llegar a nuevos contactos si se utilizan adecuadamente. Puedes compartir contenido útil dirigido a clientes potenciales o dirigido a otros profesionales como tú. Interactuar en publicaciones relacionadas con tu área y aportar valor, te dará a conocer y puede generarte oportunidades importantes.

3. Tu blog es una herramienta fundamental

Hoy día es imprescindible tener una página web o un blog para casi cualquier negocio. Tratándose de ti, que eres un Profesional del Conocimiento, se hace aún más importante tener ese blog que será una ventana para ofrecer tus servicios, un sitio donde puedas hablar de lo que dominas y aportar valor a las personas.

Compartir tu conocimiento es una poderosa forma de destacar en un mercado donde son muchos los profesionales que pueden ofrecer los mismos servicios que tú. Te convertirás en un referente y llegarán a ti las personas interesadas en la información que brindas, además de que estarás generando confianza en tus clientes potenciales.

Es importante que mantengas un buen ritmo de publicación, que crees contenido valioso y útil, y que estés atento a la opinión de tus lectores: resolver sus inquietudes y ofrecerles lo que ellos necesitan. Utiliza un calendario para programar tus publicaciones, podrías utilizar Google Calendar, crear un Excel o usar otra herramienta que te resulte efectiva.

4. Ten tus propios referentes en el medio, síguelos e interactúa con ellos

Las redes sociales son un importante canal para hacerlo, allí puedes seguir las publicaciones que otros profesionales hacen y aprender de ellos, pero además puedes participar en temas que te interesen y aportar valor, lo cual te servirá para hacerte notar en el mundo digital.

El otro medio para relacionarte con profesionales de tu campo es conocer y seguir los blogs más importantes, donde también podrás participar y aportar valor comentando sus artículos inicialmente y, cuando se presente la oportunidad, haciendo colaboraciones en su blog.

5. No te olvides de que existen otras formas de compartir tu conocimiento

Existen otras formas de compartir tu conocimiento como por ejemplo escribir un libro, impartir charlas o minicursos gratuitos o participar como voluntario en diferentes eventos donde puedas aportar desde tu área de conocimiento.

Hay muchas formas en las que puedes ganar visibilidad como experto, puedes informarte sobre cada una de ellas y escoger la que más se adapte a tu forma de ser y a tus circunstancias. Como sugerencia podrías alternar entre algunas de estas y programar por ejemplo una charla presencial y, esa misma charla, ofrecerla también de forma virtual para quienes no puedan asistir. Este tipo de experiencias enriquecerán tu currículum, tu experiencia y tu agenda de contactos.

6. Tus clientes satisfechos son la mejor publicidad que puedes tener

El resultado que obtengan tus clientes al contratarte es el que más publicidad te puede generar. Y esa publicidad es invaluable, no tendrás que pagar por ella y aún así será la más efectiva, porque no hay nada más influyente para tomar una decisión de compra que la recomendación de un cliente satisfecho.

Por esto, además de las diferentes estrategias que desarrolles para la promoción de tu Marca Personal, debes esmerarte especialmente en cumplir con la promesa de valor que estés ofreciendo a tus clientes y asegurarte ante todo de que están obteniendo los beneficios que les planteaste inicialmente.

Puedes obtener feedback de tus clientes a través del uso de alguna herramienta, pero aún más importante, puedes pedirles una recomendación u opinión sobre tus servicios, la cual puedas posteriormente (con autorización de tu cliente) compartir en tu blog u otras publicaciones. Así se hablará de ti, no sólo por tus contenidos, sino por tus resultados.

Escrito por Mónica Moyano

Estratega Digital, Coach y Mentora de Negocios Online especializada en Negocios de Marca Personal y Creación y Venta de Servicios. Ayuda a Profesionales del Desarrollo Personal y del Conocimiento a construir e impulsar sus negocios en internet para que puedan vivir de su profesión ofreciendo sus servicios online y vendiendo su conocimiento.