Los 4 órganos de la comunicación de Randy Olson

Las últimas semanas he estado preparando mi nuevo taller práctico. Esta vez trata sobre la comunicación delante de una audiencia grande o pequeña. La cuestión es que he consultado multitud de libros y he leído un consejo que me ha calado hondo, quizás por mi forma de ser. “No seas tan cerebral” decía. Y me llamó mucho la atención los 4 órganos de la comunicación que posteriormente se describían.

Para “enganchar” con tu audiencia tienes que saber que las personas tenemos dos atractivos: el analítico y el emocional.

El atractivo analítico está en PRIMER ÓRGANO: la cabeza.

Las personas que piensan más con la cabeza le echan a la vida una gran cantidad de lógica y análisis. Hacen sus cábalas, todo lo calculan, reflexionan más y se contradicen menos, piensan antes de actuar.

El atractivo emocional reside en otros órganos diferentes a la cabeza. La espontaneidad, la creatividad, la intuición… son algunas de las cosas que mueven a las personas con un mayor atractivo emocional. Estas personas también son más impulsivas y al pensar menos de manera racional, hacen que sus acciones tengan más riesgo pero a la vez, que supongan algo “mágico”.

Este atractivo emocional reside en SEGUNDO ÓRGANO: el corazón.

Hay público que se guía por el corazón. Son personas emocionales, son susceptibles a las historias con esencia, lloran cuando Heidi se reencuentra con su abuelo.

TERCER ÓRGANO: las entrañas.

Es aquí donde reside el humor y los presentimientos. Estamos más lejos de la cabeza y por lo tanto tenemos menos racionalidad. El público que se guía por las entrañas es impulsivo, a menudo se contradice, es espontáneo. Las entrañas te dicen “Cierra los ojos y tírate”. Son pensamientos que no han sido procesados analíticamente.

CUARTO ÓRGANO: la entrepierna.

Nos encontramos a mil millones de años luz  de la cabeza, del razonamiento. Estos órganos carecen de lógica sin embargo su poder para conseguir que hagamos ciertas cosas es muy poderoso. Todos sabemos que “tiran más dos tetas que dos carretas”. Esta frase es la que resume tan gráficamente el poder de este cuarto órgano.

Todos tenemos una tendencia comunicativa natural y usamos más uno de estos cuatro órganos que el resto. Necesitamos mediante entrenamiento adquirir conocimientos sobre los otros órganos para atraer a un público más numeroso. Si sólo te comunicas desde la zona emocional, el público analítico no te comprará y viceversa.

 

Sobre el autor, Josué Gadea

Josué , desde 2008 hasta 2011 trabajando para la Cámara de Comercio de Alicante ha asesorado a más de 300 emprendedores a los cuales les ha ayudado a dar un paso más en el inicio de sus negocios y en la búsqueda de sus primeros clientes así como a empresas consolidadas, actuando como consultor en temas relacionados con las ventas y el marketing.

Imparte cursos de formación y conferencias inspiradoras centradas en el emprendimiento y en las habilidades profesionales.

Ldo. en Economía por la U. de Alicante especializado en dirección estratégica de la empresa, Master en dirección de marketing por Fundesem B.S. se define como un cargapilas empresarial. Experto en coaching por el Insituto de Coaching de la Cámara de Comercio de Alicante.

“primero haz, luego pregunta si se podía hacer” -es una de sus máximas-

Tienes más información sobre él en su página de facebooktwitter, linkedin en www.josuegadea.com así como en algunas noticias que hablan de él.

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.