Legalización de Webs: aviso legal, política de privacidad y condiciones de servicio

Legalidad

A igual que abrir una tienda en la calle implica una serie de obligaciones y requisitos, la titularidad de una Web también genera obligaciones y exige requisitos que deben ser cumplidos.

Quien está obligado

La norma que regula  este tipo de actividad es la conocida LSSI (Ley de servicios de la sociedad de la información y comercio electrónico).

Y los servicios a que hace referencia y obliga, no son ya sólo los propios de las tiendas Online, sino que se amplía a servicios –onerosos o gratuitos– prestados por una persona para la que el servicio suponga una actividad económica o parte de ella.

Ello incluye los servicios de información en su más amplio sentido, actividades de intermediación, transmisión de datos, alojamiento, etc. Es decir, la práctica totalidad de los servicios que podemos encontrar Online.

Obligaciones

Las obligaciones y contenidos de los datos que deben figurar en la Web variarán en función de la actividad de la misma, pudiendo incluso llegar a condicionar el acceso a la misma como se verá posteriormente.

A fin de estructurar las variadas obligaciones para plantearlas de la forma más fácil y clara posible, lo más extendido es hacerlo dividido en tres apartados que tomaré como referencia en este artículo:

  • Aviso Legal
  • Política de Privacidad
  • Condiciones de Servicio

Aviso Legal

En el texto de este apartado se pueden incluir todos los datos exigidos de forma general a todos los prestadores de servicios (el titular de la Web) y entre los que se incluye  la obligación de “disponer de los medios que permitan, tanto a los destinatarios del servicio como a los órganos competentes, acceder por medios electrónicos, de forma permanente, fácil, directa y gratuita, a la siguiente información”:

  • Nombre o denominación social
  • Residencia o domicilio o, en su defecto, la dirección de uno de sus establecimientos permanentes en España
  • Dirección de correo electrónico y cualquier otro dato que permita establecer con él una comunicación directa y efectiva
  • En su caso, los datos de su inscripción en el Registro Mercantil
  • En el caso de que su actividad estuviese sujeta a un régimen de autorización administrativa previa, los datos relativos a dicha autorización y los identificativos del órgano competente encargado de su supervisión
  • Si ejerce una profesión regulada deberá indicar:
    • Los datos del Colegio profesional y número de colegiado
    • El título académico y donde se consiguió
    • Las normas profesionales aplicables al ejercicio de su profesión
  • El número de identificación fiscal
  • Los códigos de conducta a los que, en su caso, esté adherido y la manera de consultarlos electrónicamente.

Política de privacidad

El texto incluido en la Web bajo el título de Política de Privacidad, contendrá una serie de elementos que vendrán condicionados por las características y objeto específico de la misma.

En primer lugar, y en todo caso, es conveniente la declaración expresa por parte del prestador del servicio la manifestación de voluntad de cumplimiento de la normativa aplicable. Normativa que no es sólo la citada LSSI, sino también y sobre tolo la omnipresente Ley de Protección de Datos (LOPD), además de cualquier otra normativa específica que en función del contenido de la Web pueda ser de aplicación.

En segundo lugar, es necesario establecer en la Web los mecanismos necesarios para asegurarse la aceptación por parte del usuario de las condiciones de la Política de Privacidad que estamos planteando.

La forma de esta ‘aceptación’ variará en función de la actividad de la Web, su funcionamiento, o los datos recabados. Y mientras en algunos casos se podrá entender como prestado el consentimiento del usuario mediante la mera navegación por la página –con el requisito ineludible de que el texto se encuentre ya en la primera pantalla (home) –. En otros casos la Ley exige, o incluso la AEPD recomienda, que el acceso a la Web se condicione a la aceptación expresa de las condiciones de la Política de Privacidad.

De cualquier forma, y en todo caso, deberán constar qué datos personales van a ser recabados –ya sea de forma consciente o inconsciente por parte del usuario– junto con otros elementos como por ejemplo

  • La finalidad que se va a dar a los datos obtenidos;
  • La manifestación de que se han tomado todas las medidas para la protección de dichos datos;
  • El responsable del fichero, los datos legalmente exigidos para hacer posible el ejercicio de los derechos de los usuarios de la web;
  • La forma de acceder de forma fácil y gratuita a los datos para ejercer los derechos que la ley otorga al usuario;
  • La posible, en su caso, transmisión de dichos datos a terceros y la finalidad de la transmisión;
  • La autorización expresa para recibir publicidad en su caso en la forma y con los condicionantes legalmente establecidos;
  • La razón de la necesidad del registro caso de que se requiriera por la Web y sus condiciones;
  • El tratamiento de las cookies, que según reciente modificación del Art. 22.2 de la LSSI, requerirá en su caso la preceptiva autorización expresa o tácita dependiendo de su utilidad o del uso de las mismas.

Condiciones de servicio

Se trata de las condiciones en las que se ofrece el servicio a los usuarios y que establecerán los límites de tal servicio y, por consiguiente, los límites en la responsabilidad del prestador.

Como regla general, y considerando que el servicio puede ser tanto de carácter oneroso como gratuito para entrar dentro del ámbito de la LSSI, conviene establecer condiciones como, entre otros:

  • La titularidad o el uso de los contenidos de la Web, incluyendo el tratamiento de los derechos de propiedad intelectual
  • Las condiciones de accesibilidad a la misma y la exclusión de responsabilidad caso de hacerse imposible el acceso
  • Menciones generales a los medios técnicos utilizados y de seguridad
  • El límite de la responsabilidad por daños causados a usuarios
  • Límites y condiciones al uso que los usuarios pueden hacer de la Web o, en su caso, a los contenidos o elementos que pudieran ser incluidos por estos
  • En su caso, los límites y condiciones de la participación de terceros en la Web.

En particular, caso de que se trate de una Web dedicada a la contratación Online, las condiciones establecidas en la Web serán las que obliguen al prestador del servicio. Son el contrato que establecerá los límites del servicio, los plazos y las prestaciones de las partes.

Como contrato que es, al amparo del Art 1.255 del Código Civil podemos establecer “los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral ni al orden público” y deberá ser redactado para cada caso concreto. Pero al tratarse de Contratación Electrónico, la LSSI, en su Art 27 sí establece unas “Obligaciones previas a la contratación.”:

  • Poner a disposición del destinatario de forma permanente, fácil y gratuita, información clara, comprensible e inequívoca sobre los siguientes extremos:
    1. Los distintos trámites que deben seguirse para celebrar el contrato
    2. Si el prestador va a archivar el documento electrónico en que se formalice el contrato y si éste va a ser accesible
    3. Los medios técnicos que pone a su disposición para identificar y corregir errores en la introducción de los datos, y
    4. La lengua o lenguas en que podrá formalizarse el contrato;
  • Caso de que los servicios se hayan diseñado específicamente para dispositivos de formato reducido (teléfonos, por ejemplo), se entenderá cumplida la obligación cuando facilite la dirección de Internet en que dicha información es puesta a disposición del destinatario;
  • No será necesario poner a disposición dicha información cuando el contrato  se haya celebrado exclusivamente mediante intercambio de correo electrónico;
  • Las ofertas o propuestas de contratación realizadas por vía electrónica serán válidas durante el período que fije el oferente;
  • Y se deberá poner a disposición del destinatario las condiciones generales a que, en su caso, deba sujetarse el contrato, de manera que éstas puedan ser almacenadas y reproducidas por el destinatario.

Obviamente el incumplimiento de las condiciones exigidas implica no sólo la asunción de responsabilidades, sino también una posible sanción administrativa.

 

Sobre el autor, José Mª Sánchez

José Mª Sánchez es un abogado especializado en el asesoramiento jurídico a empresas, fundador de Legisconsulting.

Legisconsulting es una asesoría personal, flexible y económica. Gracias a las Nuevas Tecnologías operan con mayor rapidez y claridad.

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies