La importancia de saber lo que hiciste

Planificación

Si eres emprendedor es probable que tengas una lista de tareas. En esta lista suelen acumularse todas las tareas obligatorias que toca hacer, aunque no te gusten demasiado. Curiosamente las cosas divertidas casi nunca aparecen en la lista, porque ya las has hecho. El reto a la hora de aumentar la productividad quizás no es una lista más completa, más elaborada o más atractiva. El secreto es un balance entre tareas divertidas y tareas necesarias para arrancar bien el día.

Planificación nocturna: ¿Qué harás mañana por la mañana?

Decide por la noche las tres tareas importantes que quieres terminar mañana, y tu día ya tendrá algo más de estructura. Sabrás por dónde empezar, y al finalizar las tres tareas estarás satisfecha porque has cumplido con tu planificación. Después podrás seguir trabajando en otras tareas, pero sin el agobio de siempre ir corriendo de un lado para otro.

Lo que suena lógico en un entorno de oficina con jefes y colegas se vuelve un poco más complicado cuando tú eres la única responsable de tu trabajo. Al final y al cabo te levantas justamente para empezar con estas tres tareas. ¡Qué ganas de levantarte para hacer la declaración del IVA!

Tareas divertidas y las demás

¿Cuántas tareas hay en tu lista que te dan placer? Lo divertido casi no entra en tu lista, simplemente porque no requiere recordatorio. Mientras te encantaría olvidar la visita al dentista, el encuentro con un posible colaborador no hace ni falta añadirlo a tu calendario. Mientras tu cerebro hace malabares para ignorar la fecha de entrega del reporte semanal para los inversores, la estrategia de lanzamiento está lista mucho antes de su fecha de caducidad sin que lo anotes en ninguna parte.

Y esa es la simple razón por la cual tu lista de tareas parece tan amenazadora. Al omitir las cosas que te gustan, el trabajo se vuelve trabajo y por más emprendedor que seas, llegará el momento de frustración en el que te preguntas: “¿Para qué estoy haciendo toda esta m***? ¡Para hacer cosas que no me gustan me hubiera quedado en mi curro anterior!”

¿Qué estás haciendo? (No necesitas compartirlo)

¡Ojo! Antes de desesperar, recuerda que tu lista no es tu vida, ni la totalidad de tu trabajo. Ayer te quedaste dos horas estudiando las estrategias de la competencia y de paso generando nuevas ideas para tu propio proyecto. ¿Acaso no era una tarea? Aunque hoy también te quedaste media mañana enganchada al Facebook para evitar empezar con tu primera tarea del día. La solución: anota lo que estás haciendo.

Puedes anotarlo en un papel o puedes utilizar un programa como toggl.com para trackear lo que haces todo el día. La gran ventaja: sabrás exactamente en qué has invertido tu tiempo y descubrirás no solo los vampiros del tiempo (¿Facebook quizás?) sino también las tareas divertidas que nunca pones en tu lista. Y no te preocupes: no tienes por qué compartir esta lista con nadie.

Incorporando la diversión en tu lista… como prioridad

Ahora que sabes cuales tareas divertidas resuelves sin siquiera pensarlo, las puedes añadir a tu planificación. Si te encanta escribir para el blog de tu empresa, tu primera tarea para mañana será: escribir. Puedes hasta definir el tema antes de dormir para que tu cerebro tenga toda la noche para procesarlo. Por la mañana saltarás de la cama para empezar. Y con la primera tarea hecha, la segunda y la tercera ya serán la mitad de complicadas.

Tu capacidad para emprender es tu responsabilidad. Mantener la ilusión también. Así que disfruta del día a día para poder crecer como persona y como emprendedor.

Imagen por: purpleslog via photopin cc

Escrito por

Valentina Thörner es especialista en minimalismo y cambio de hábitos. Se dedica a enseñar a sus lectores y clientes de crear una vida que encaje con sus propios valores - sin tener que divorciarse y mudarse a la India. Además, a través de la plataforma RescueDesk apoya a otras emprendedoras a reclamar su tiempo y volver a dedicares a lo que realmente importa: su negocio.

Si quieres leer más artículos de Valentina Thörner visita su página.