Es el fin del SEO como lo conocemos

SEOMucha gente piensa que el fin del SEO está cerca, que debido a los cambios efectuados por los buscadores (y los que van a venir), poca cosa se podrá hacer mediante técnicas SEO para posicionar los sitios web, y que por lo tanto realizar este trabajo dejará de tener sentido. Pero según lo veo yo, la cosa va a ser bien distinta.

El SEO no muere, evoluciona. Los buscadores, con la intención de ofrecer los mejores resultados a sus usuarios, siguen evolucionando y modificando día a día sus algoritmos, así que los SEO debemos ir adaptándonos constantemente a las nuevas reglas de juego, aunque incluyan cambios totalmente drásticos. Pero esto no es algo ajeno o distinto a lo que ya ha ocurrido muchas veces en la historia, donde otros profesionales ya han sabido adaptarse perfectamente a su nueva realidad y han logrado transformar su trabajo utilizando las nuevas herramientas de las que disponían, como es el caso por ejemplo de dibujantes o fotógrafos durante el cambio a la era digital.

Durante los últimos años, muchos SEO han dedicado demasiado tiempo a calcular densidades de palabras clave, darse de alta en el máximo número de buscadores posible, intercambiar, comprar o en general conseguir el máximo número de enlaces, sobre optimizar las páginas con negritas, cursivas, h1, alt,… Y esto es lo que es cosa del pasado. La mayoría de estas técnicas ya han dejado de tener importancia, y algunas de ellas, como la sobre optimización o tener un gran número de enlaces entrantes exactamente iguales, pueden incluso repercutir negativamente en el posicionamiento.

¿Qué debe hacer un SEO a partir de ahora?

Hoy en día para ser un buen SEO deberás tener o adquirir conocimientos por lo menos de estrategia digital, marketing en medios sociales, redacción de textos comerciales, optimización de conversiones, análisis de datos y conocimientos técnicos, como mínimo para ser capaz de desarrollar un sitio web o e-commerce sencillo. Sin duda todo un reto. Pero, ¿qué funciones realmente útiles debe desarrollar un SEO?

1 – Detectar las oportunidades

  • Deberás detectar las oportunidades de tu marca en relación con los objetivos de negocio, público objetivo, competencia, las especificaciones de la industria o las acciones realizadas en un pasado.
  • Conocer los objetivos de la empresa. Esto requiere un gran conocimiento de los puntos fuertes y débiles así como de las estrategias generales y las realizadas en un pasado.
  • Estudiar el mercado en Internet. Estudiar todo lo que ha escrito la competencia anteriormente y saber cuánta información sobre tu mercado existe en la red. Piensa si puedes mejorarlo y cómo.
  • Investigar al público objetivo en medios sociales.
  • Estudiar las visitas existentes. Averiguar con Analytics u otras herramientas de dónde provienen, qué palabras clave utilizan, su duración, comportamiento, etc.
  • Realizar un profundo estudio de palabras clave, por cantidad de posibles visitas y por calidad de las mismas.
  • Estudiar el sitio o sitios web de la empresa, principalmente en cuanto a usabilidad y conversiones.
  • Analizar todos los textos de los que ya dispone la empresa y ver qué se puede aprovechar y qué no.
  • Conocer las relaciones con otras marcas comerciales, sitios web, proveedores, competencia, etc.

2 – Estrategia y desarrollo del contenido.

  • Idear el contenido a partir de las palabras clave que hemos elegido, de nuestro público objetivo y del objetivo general.
  • Estructurar el contenido. Este es buen momento para pensar en el diseño y en cómo y dónde irá colocado el contenido y el resto de elementos.
  • Escribir el contenido. Por supuesto, siempre pensando en la gente que lo va a leer (y en el posicionamiento, claro).

3 – Desarrollo técnico.

No podemos olvidarlo ni ignorarlo. Debemos conocer la estructura del sitio web y saber cómo está desarrollado.

  • Análisis previo. Pensar que elementos le faltan o le sobran al sitio y cómo podemos desarrollarlos o explicárselo al equipo técnico.
  • Implementación. En caso de que no lo realicemos nosostros, habrá que comprobar su buen funcionamiento e implementación.

4 – Estrategia Social.

  • Enlaces (linkbuilding social). Los enlaces provenientes de personas en blogs, foros o redes sociales tienen mucho valor, así que piensa cómo puedes conseguir que hablen de ti de forma natural.
  • Noticias y novedades. Las noticias tienen más valor que los anuncios. La gente gasta mucho tiempo al día leyendo. Piensa cómo atraerlos con noticias que llamen su atención.
  • Concursos. Busca productos o promociones que resulten atractivas y no repercutan económicamente demasiado a la empresa.

5 – Analizar y sacar informes.

No se trata solamente de sacar conclusiones sobre los objetivos conseguidos o el ratio de conversión obtenido. Hay que darle un valor relativo a todos los datos de los que disponemos  y analizarlos profundamente para poder cambiar o potenciar ciertas acciones. Toma distintos enfoques.

6 – Optimizar.

El trabajo de un SEO nunca termina. Durante la fase de análisis habremos detectado algunas cosas que podemos mejorar. Este es el momento de realizar todas las nuevas implementaciones y cambios… y volver al paso 1 🙂

¿Qué pasos sigues tú?

Escrito por

Especialista en SEO, SEM y comercio electrónico. Además de Emprenderalia es el responsable de Vibradoras, una tienda erótica con un gran componente didáctico a través de su blog, y TeletiendaOnline.com, una tienda con productos anunciados en televisión con la misión de ofrecer la mejor experiencia al cliente.

Si quieres leer más artículos de Víctor Ventura visita su página.