El plan de empresa, un mal necesario

Metáfora de los sesudos planes de empresa tradicionales, con la foto en un montón de documentos apilados

Seguro qué has pensado alguna vez: ¿para qué hacer un plan de empresa si luego nunca se cumple? ¿Por qué dedicarme a hacer un estudio de mercado si después todo es diferente?

Nosotros no somos defensores de dedicarnos en cuerpo y alma durante meses a desarrollar un plan de empresa que luego no se acercará a la realidad pero si creemos en trabajar en un documento más ligero y dinámico que nos ayude a reflexionar sobre determinados aspectos que quizá no tendríamos en cuenta de otra forma.

Nosotros mismos escribimos en un artículo sobre convertir una idea en un negocio, que uno de los últimos pasos del inicio de una empresa debe ser un plan de negocio, pero no uno de los primeros como solía ser.

La incertidumbre que rodea a una startup

Una startup está rodeada de incertidumbre, por lo que los clásicos planes de negocio no pueden reflejar todas las variables posibles y tienden a ser documentos de un solo uso, aunque necesarios para buscar financiación.

Metodologías modernas como customer development y lean startup, aunque no son incompatibles con un plan de empresa, recomiendan iniciar un cierto número de actividades mucho antes de tenerlo todo claro y decidido, dada la incertidumbre de la que hablábamos, y como punto de partida suelen ponerse de acuerdo en diseñar el modelo de negocio mediando business model canvas.

El modelo de negocio

Es irónico pero hay muchas empresas que tienen un tocho por plan de empresa y sin embargo no tienen claro su modelo de negocio, y así nos va…

El modelo de negocio debe basarse en nuestras hipótesis sobre el problema que queremos solucionar y la solución que proponemos nosotros, nuestro producto.

Trabajar el modelo de negocio es el primer paso para elaborar nuestro business plan, en si mismo debe ser una parte importante y además nos debe ayudar a desgranar el resto de apartados.

Teniendo claro el modelo de negocio tenemos información sobre nuestro producto (propuesta de valor), clientes, partners, canales de comunicación… hasta aspectos sobre las fuentes de ingresos y las estructuras de costes pasando por las actividades clave. Como podemos ver todo esto nos ayudará a completar más adelante nuestro plan de empresa.

El producto viable mínimo (MVP)

Teniendo una primera versión más o menos clara del modelo de negocio, lo normal sería dedicar meses a completar el plan de negocio ampliando su información y haciendo estudios de mercado y demás, pero… ¿sabéis lo qué nos puede pasar? Qué nos estemos equivocando en todo y que acabemos desarrollando un producto que realmente nadie quiere. Y, ¿cuál es la solución? Empezar a desarrollar un MVP, producto viable mínimo.

Esto no es más que una versión minimalista, pero viable, de nuestro producto que nos ayudará a testear nuestras hipótesis para saber si estamos realmente en la senda de solucionar un problema “doloroso” para un buen número de usuarios.

Si en este paso intermedio fallamos, nos habremos ahorrado mucho trabajo y mucho desarrollo que no nos hubiera servido de nada.

Y ahora, el plan de empresa

Ahora sí que nos podemos embarcar en un plan de empresa con la “seguridad” de que estamos desarrollando un negocio potencialmente de éxito.

El modelo de negocio está muy bien para visualizar muchos componentes de un vistazo y tener un resumen de lo que supone nuestro negocio, pero, después de actualizarlo convenientemente tras la etapa anterior, debemos complementarlo y ampliarlo en el plan de empresa.

Hay algunas secciones que tenemos que desarrollar mucho más que otras, por ejemplo la parte operativa solo está esquematizada en unas actividades clave, que conviene extender y desarrollar para confeccionar la operativa total para desarrollar nuestro producto.

El plan de marketing deberá basarse en los canales de venta y la relación con los clientes que hemos establecido en el modelo de negocio, pero obviamente no serán 4 pinceladas sino un desarrollo más completo.

También nos convendrá extender nuestros recursos clave en materia personal en un plan de personal, o recursos humanos (odio este nombre), que se entrelace con el plan de operaciones.

El plan de finanzas solo está apuntado en una estructura de los principales costes y unas notas sobres las fuentes de ingresos. Aunque sigue resultando complicadísimo dar forma a un plan de finanzas con cierto grado de acierto, tanto el modelo de negocio como los experimentos con nuestro MVP, nos servirán para acercarnos un poco más a un posible futuro a corto medio plazo. Olvidaros de los planes a 5 años, si hoy salen nuevas tecnologías, redes sociales… cada 2×3 imaginaos lo que puede pasar a lo largo de los próximos 5 años.

Como vemos todo nace del modelo de negocio, que tiene los puntos claves de cada parte del plan de empresa, sin embargo solo son las principales pinceladas de un plan que necesita completarse.

El business model canvas por si solo puede funcionar como un mini plan de empresa para proyectos que empiecen con mucha calma, pero cualquier proyecto más ambicioso debe trabajarse con más detalle. No hay que llegar a la exhaustividad que se pedía antes, porque entonces lo convertimos en un documento de un solo uso, sino algo más dinámico que podamos ir revisitando periódicamente.

¿Cuál es tu opinión sobre los planes de empresa?

Imagen por IsaacMao.

Escrito por

Xavi Sánchez es el fundador de Emprenderalia. Su objetivo es acompañar a otros emprendedores en su aventura empresarial y crear nuevos proyectos. Entre sus campos de acción preferidos se encuentran el marketing online, y las metodologías de negocio, creación de empresas y proyectos.

Si quieres leer más artículos de Xavi Sanchez visita su página.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies