Diferenciarse o Morir: El gran reto en la empresa del siglo XXI

No nos cansaremos de repetirlo. Imagen extraida del logo de Emprenderlia con diversas siluetas con corbata y el emprendedor que resalta del resto con una idea Eso quiere decir que, en el futuro, muchas personas podrán poner “en apuros” a las empresas más poderosas del presente.

¿No se lo cree? Sólo hay que ver el enorme potencial que está surgiendo a través de las factorías de startups y otras iniciativas similares. En ellas, están apareciendo verdaderas micro-multinacionales, es decir, empresas de reducidos recursos que, gracias a la tecnología y a procesos innovadores, pueden competir, en igualdad de condiciones, con empresas más establecidas.

Es fácil imaginar lo difícil que es para una gran compañía, acostumbrada a debatir y a implementar de manera progresiva sus innovaciones, competir con una pequeña empresa que, literalmente, “no tiene nada que perder” y ataca agresivamente con innovaciones continuas y constantes y que nunca está donde se supone que debería estar, de alguna manera, es como competir contra un fantasma. Demasiado etéreo para el gusto de muchos altos directivos.

Tengo una mala noticia para las empresas poco innovadoras: la rapidez para aprender, y sobre todo, para desaprender, ya se está posicionando como el valor fundamental de las empresas del siglo XXI. Y esa no es una tendencia “de moda” que vaya a desaparecer en apenas unos años, sino algo mucho más importante que, probablemente, pase a la historia como una revolución similar a la industrial de principios del siglo XIX.

Siempre he creído que la evolución natural de la economía de mercado volverá a tener su principal razón de ser en el microemprendimiento, es decir, en las empresas de tipo local que sepan aportar algún tipo de valor añadido al consumidor con sus negocios. Las demás, tendrán que adaptarse al nuevo entorno o morir por inadaptación forzosa.

Pienso que, esa continua adaptación, servirá para acercar a la mayoría de modelos y sectores económicos a la situación de mercados de competencia perfecta, la situación más democrática y deseable según la mayor parte de teorías económicas. No obstante, hay que darse cuenta de que, para sobrevivir con garantías en estos mercados, será muy necesario esforzarse por encima de nuestros competidores con el objetivo de alcanzar el éxito.

¿Dónde puedo encontrar la inspiración necesaria? Muchas veces yo la encuentro a horas extrañas y en los sitios más inesperados. Películas, libros, situaciones cotidianas o las acciones de la competencia son algunas de mis principales “fuentes de inspiración”. Para salirse de lo convencional, a veces vienen bien ciertas dosis de “sana” locura.

Como, casi con toda seguridad, usted trabajará dentro de una PYME, le daré algunas pautas que, con toda seguridad, le ayudarán a empezar a diferenciarse con respecto a su competencia de mayores recursos:

Potencie su presencia online

Seamos claros. Tener una buena presencia presencia online no cuesta tanto dinero. Y, en muchos casos, es perfectamente posible ser capaces de aprender lo suficiente como para diferenciarse de la mayor parte de su competencia. Lo sé muy bien porque yo he ayudado a empresas de nueva creación a meterse dentro del Top Ten en sus respectivos nichos en apenas 3 meses. Ese es el poder de la diferenciación.

Aporte humanismo a sus relaciones empresariales

No vaya con el símbolo del dólar pintado en los ojos como hacía el Tío Gilito. Piense primero en el cliente y en sus colaboradores, en lo que alguna vez he denominado “buen karma para los negocios”. Le aseguro que, hacer favores desinteresadamente suele ofrecer rendimientos espectaculares.

En las propias redes sociales suelen verse personas que no entienden demasiado bien su mecánica. Para ellos, las redes sociales son un lugar donde publicar anuncios a mansalva en lugar de para crear relaciones. Por norma general, suelen equivocarse. En la promoción de cualquier negocio en Internet primero va la creación de reputación y, solo entonces y en momentos muy puntuales, puede cerrarse la venta.

Si usted consigue alcanzar una reputación de persona justa y que busca el bien común, le aseguro que, lejos de tener que ir a proponer alianzas y colaboraciones, con toda probabilidad, serán las propias colaboraciones y alianzas las que le busquen a usted. Pruébelo, le aseguro que funciona.

Fabrique contenido de calidad

Muestre al mundo sus conocimientos. Le ayudarán a posicionarse como experto en los temas de su interés. Esto puede conseguirse de muchas maneras: artículos, eBooks, webinars, podcasts… son solo algunos de los formatos más utilizados que usted puede utilizar para la promoción de su negocio. Este tipo de promoción es mucho más efectiva que cualquier publicidad, ya que muestra al lector sus conocimientos e ideas, así como las cosas que puede hacer por él.

Por supuesto, cada formato requiere de unas mínimas bases para resultar atractivo, usted puede encontrar mucha información en Internet al respecto. Tenga en cuenta que, lo que usted está enseñando es la imagen de su negocio. Y, lo mismo que usted cuida su imagen al visitar a un cliente, también debería hacerlo cuando publique un contenido en Internet. Recuerde: el sentido común es su mejor amigo.

Me preocupa especialmente la falta de cultura empresarial que se da en España, donde el error del emprendedor se considera tabú (en lugar de aprendizaje) y se busca la seguridad por encima de todo. Eso hace que estemos dos o tres pasos por detrás del resto de los países desarrollados. Una posición que explica, en parte, algunas de las razones de nuestra tristemente famosa crisis.

Ante esta renovación de los paradigmas empresariales podemos optar por buscar nuestra fórmula de readaptación propia y, aprender al máximo durante el proceso (lo que nos convertirá en mejores profesionales) o tratar (pienso que en vano) de seguir usando los modelos empresariales del pasado. ¿Cuál prefiere usted? La época de las empresas clónicas que competían únicamente por precio está acabando. La verdadera era de la diferenciación comienza. ¿La aprovechará o se quedará fuera? De usted depende.

 

Sobre el autor, JorgeIgnacio Mata

Jorge es un joven emprendedor y consultor de empresas que se especializa en crear servicios y sistemas para que emprendedores, asociaciones y microempresas mejoren sus resultados. Jorge lanzó a principios de 2010 su principal proyecto empresarial: JMA Asesores, consultora de empresas que se especializa en la creación de nuevos negocios.

También participa activamente como blogger y articulista en algunos portales y diarios de temática empresarial, a la vez que es moderador del grupo de su propia creación “Club de Jóvenes Emprendedores” en las plataformas de networking Xing y LinkedIn.

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies