Cómo usar Linkedin de forma eficaz (parte II)

LinkedIn

En el anterior post os dábamos las claves para comenzar a construir un perfil profesional en Linkedin . Ahora vamos a ver qué pasos hay que dar una vez que nos hemos posicionado como empresarios. Es entonces cuando llega el momento de usar nuestra marca personal para potenciar la imagen corporativa. En esta tarea no estamos solos. Cabe reseñar que, cuando hacemos una estrategia empresarial en Linkedin,  tenemos que coordinarnos con el resto de nuestro equipo para que ésta sea lo más efectiva posible. Como emprendedor, te apoyarás en tus colaboradores para que te ayuden a viralizar contenidos, gestionar páginas, grupos… Recuerda la máxima de que en una empresa todos vendemos y ayudamos a construir una potente red de contactos centrada en dar el máximo valor al cliente final.

Veamos cómo conjugar la marca personal y corporativa en Linkedin.

Crea una página

El primer paso es crear tu propia página de empresa. La puedes administrar tú mismo o alguien de tu confianza.  Sirve para obtener visibilidad y que los usuarios conozcan más cosas sobre tu proyecto (especialidades, empleados, novedades…). Recuerda que puedes publicar las noticias corporativas, las entradas de tu blog o las actualizaciones de tu estado y focalizarlas sólo hacia la tipología de seguidores que te interese. Procura optimizar la imagen y cubrir todos los datos de contacto para que el usuario se lleve la mejor experiencia.

Gestiona tu propio grupo

¿Cansado de dar contenido en otros grupos? Sin dejar de hacerlo, un grupo corporativo manejado por ti es una buena herramienta para dar a conocer la imagen de tu empresa. Lo ideal es que lo administréis varios miembros de tu equipo y que regularmente subáis contenidos interesantes, bajo las pautas de un calendario y un orden. ¡Ojo! No es cuestión de bombardear  a nuestros usuarios con noticias corporativas. Recuerda la regla del 80/20. Cuelga debates sobre tu sector, tendencias, noticias y vete construyendo una relación fuerte con tu comunidad. Cuando hagas un nuevo contacto, procura invitarlo al grupo. De esta forma, posicionarás la página como un lugar interesante en Linkedin donde los usuarios obtendrán información relevante.

Además, acuérdate de que los usuarios pueden recibir una notificación cada vez que publiques contenido, con lo que irá aumentando tu nivel de personal branding y expertise.

Controla quién puede subir contenido. A veces los grupos acaban convirtiéndose en un listado interminable de debates que apenas se leen porque muchos usuarios los usan para la pura promoción. Decide quién sube qué.

Enlaza tu grupo con los perfiles de Twitter para que se publiquen las actualizaciones. Pero ten en cuenta que no interesa lo mismo en Twitter o Facebook que en Linkedin. Evita lo personal y céntrate en lo profesional.

Todos “vendemos”

Linkedin está permanentemente vivo  y en movimiento, por lo que es curioso observar el recelo de muchos CEO´s y directivos a mostrar su imagen o su curriculum completo. Hay que recalcar que en una empresa, sobre todo si es pequeña, todos contribuimos a generar contactos que potencialmente puedan ser clientes o colaboradores. Por eso es importante que todos los miembros clave de la organización participen con su imagen y cv actualizados.

Si eres el “capitán del barco”, haz un repaso de quiénes son las personas más significativas de tu equipo y procura darles visibilidad en Linkedin.  Cualquiera de ellas puede ser contactada por vuestro próximo gran cliente.

Crea una red de contactos estratégica

Tu equipo y tú buscaréis los contactos segmentando por las múltiples opciones que da Linkedin, además de observar otros grupos y páginas de empresa. Seleccionareis los que se correspondan con vuestro target y encajen en vuestra estrategia. Después,  compartiréis los contactos y crearéis una estrategia de desvirtualización. Como ya hemos dicho, no hace falta conocer a todo el mundo sino solo a “quien importa”.

Usa la función empleos

Tu gente de RRHH te lo agradecerá. Muy útil para buscar empleados y publicar ofertas para puestos cualificados.  También lograrás dar confianza al talento que quieras atraer con perfiles cuidados de tus colaboradores y de tu empresa.

¿Y tú? ¿Qué tácticas utilizas para aunar tu perfil profesional con el de tu empresa?

Escrito por

Ruth Ríos Fernández es socia de RSM Comunicación, agencia de comunicación, marketing y marca personal.

Si quieres leer más artículos de Ruth Ríos visita su página.