¿Cómo conseguir que tu proyecto se transforme de idea a realidad?

Investigar, definir y planificar: 3 pasos básicos para conseguirlo

Muchas personas hablan ilusionadas de sus proyectos profesionales, lo que aspiran a ser en la vida, lo que siempre han querido conseguir, la vocación que recientemente han descubierto… y en la mayoría de los casos hay siempre una “coletilla” saboteadora que acaba convirtiendo el sueño en “anhelo” en vez de realidad.

Que tu sueño profesional se quede en fantasía o se convierta proyecto depende única y exclusivamente de ti.

Entonces, ¿qué puedes hacer para empezar, avanzar y conseguirlo?

Aquí tienes 3 pasos básicos acompañados de ejercicios prácticos para que te pongas manos a la obra y alcances tus objetivos:

1. Investiga y Explora

La falta de información nos hace dudar e incluso nos paraliza a dar el salto. ¡Investiga! Cuanta más información tengas, menor será tu miedo, mayor tu claridad y enfoque a la hora de decidir. No decidas sin saber, porque te quedarás en el mismo sitio donde estás ahora.

Ejercicio: escribe una lista con todas las dudas/preguntas que tengas y encuentra respuestas (encuentra y escribe todas las respuestas). ¿Cómo? Busca toda la información que necesites saber en Internet, en centros especializados, contacta con profesionales que se dediquen a ello, pruébalo en un voluntariado, consulta con organismos que te puedan ayudar a conseguirlo… conviértete en explorador de tu proyecto soñado y antes de decidir que no puedes hacerlo, ¡infórmate bien!

2. Define y visualiza

Especifica detalladamente cómo quieres que sea tu proyecto profesional.  Cuanto más preciso seas, ¡mejor! Además, te ayudará a tener más claridad en tus metas y objetivos. Puede parecerte pesado aunque te garantizo que es una tarea fácil que merece la pena realizar ya que, cuando defines tu sueño/proyecto te estás preparando para cumplirlo; para despegar.

Ejercicio: define los básicos de tu sueño/proyecto a corto y largo plazo. Incluye todo lo que quieras por muy básico, loco o soñador que te parezca. Es tu proyecto de vida y aquí se implican tanto lo personal como lo profesional, así que no escatime en información. Un consejo que te doy es que te olvides del ¿Cómo lo vas a conseguir? Ahora es momento de visualizar y quiero que lo hagas a lo grande. Sigue los pasos que te propongo:

  • Contesta a las siguientes preguntas:
    ¿Cuál es mi sueño/proyecto profesional?¿Cómo quiero que sea?¿Qué hago en mi proyecto? ¿Cómo me siento?¿Qué cambios tengo previstos en mi vida personal y profesional en los próximos 6 meses para conseguirlo? ¿Y en el próximo año?¿Qué quiero conseguir en mi terreno personal y profesional de aquí a 5 años?
  • Teniendo en cuenta tus respuestas elabora una lista con todo lo que tiene que suceder y que haber para que la primera fase de tu proyecto (en 6 meses – 1 año) esté terminada. Por ejemplo: hacerme autónomo, dejar mi trabajo, acabar mi formación, web terminada, tener una newsletter, tener “x” clientes, irme a vivir fuera, escribir un libro, sentirme seguro, … TODO lo que tú quieres y necesitas.

3. Plan de Acción

Has investigado, visualizado, definido, pensado y decidido.  Pues bien, ¡vamos a pasar a la acción! Para ello es primordial planificar, ya que es la base para que tu idea/proyecto se desarrolle con éxito.

Un plan de acción es un puente de unión entre donde estás ahora y dónde quieres llegar. Así está todo unido y no en el aire. Un plan de acción te da rumbo, claridad y seguridad a la hora de avanzar. Además, te ayuda a planificar tu proyecto, a comprenderlo mejor y a pasar a la acción. Yo siempre digo que hagas mini planes. Puedes tener un plan anual, dividirlo en planes trimestrales, en mensuales, semanales y diarios. Cuanto más organizado y definido mejor. ¡Ah! Y no olvides que fijarte tareas diarias te mantendrá motivado, enfocado y te acercará todavía más a tus objetivos a l/p.

Ejercicio: crea tu plan de acción. Es muy fácil; más de lo que piensas. Coge tu lista de objetivos ordenados por prioridad e importancia y acciónate. Solo tienes que contestar a las siguientes preguntas de forma ordenada, concreta y coherente:

¿QUÉ? – cuáles son tus objetivos

¿CÓMO? – actividades, tareas y acciones que vas a realizar para conseguir tus objetivos

¿CUÁNDO? – fija fechas diarias, semanales y/o mensuales para completar tus tareas y objetivos.

¿RESULTADOS? – establece el resultado que esperas de cada una de tus acciones.

Investigar, definir y planificar te ayudarán a lograr tus objetivos y conseguir que tu proyecto tenga éxito. Ten siempre presente que el mero hecho de soñar algo no es suficiente para hacerlo realidad; responsabilízate y comprométete contigo mismo. ¡Ah! Y no te olvides de divertirte, aprender en el camino y celebrar tus éxitos conseguidos durante el viaje.

 

Sobre la autora, Laura Molina

Laura Molina, Coach & Mentora Profesional. Ayuda a personas que quieren dar un salto en su carrera y/o vida personal; y se sienten bloqueados por miedos e inseguridades.  Les acompaña para pasar a la acción y conseguir resultados. Suscríbete a sus Píldoras en www.lauracoaching.com y recibe gratis estrategias para avanzar/cambiar tu vida.

Escrito por

En Emprenderalia contamos con multitud de colaboradores de muy diversas disciplinas, que ofrecen su conocimiento y experiencia a todos vosotros. Puedes encontrar más información del autor de este artículo al final del mismo. Si quieres compartir con nosotros algún artículo original relacionado con el mundo emprendedor, te explicamos como colaborar.