A dónde va tu marca personal (Primera Parte)

marca personal

En nuestro anterior post, explicábamos qué era una marca personal. Pero, ¿qué hay antes de una marca personal? La nada o, lo que es peor, una marca que, de estar en un supermercado, nadie de fijaría en ella. Entonces, ¿qué tiene que ocurrir para que llegue el Big Bang? Es decir para que, como emprendedor y profesional, comiences a dejar huella y transmitir una impronta totalmente original.

Primero, descubre qué es lo que los demás piensan de ti. Cuando vas a comprar un coche o una tablet, preguntas a otros sus opiniones, para saber las características del producto y si es fiable. Pues la marca personal funciona de la misma forma. Los demás preguntarán por ti, por lo que tienes que moldear tu reputación. Antes de edificarla, tienes que saber que no puedes construir si no sabes qué tienes que construir. Y para saber qué tienes que construir, primeramente has de conocer el terreno sobre el que pisas. ¿Constantemente te repiten que eres egocéntrico, autoritario o demasiado blando? ¿Eso nunca te ha dado que pensar?  Pregunta de forma estandarizada a un grupo de personas cercano a ti cuáles creen que son tus principales virtudes y defectos, incluso en qué les serviste de ayuda en el pasado. Conocí a un ejecutivo que hizo este ejercicio y descubrió lo generoso y creativo que todo el mundo le consideraba.

Cuando hayas realizado esta autoevaluación, que podemos definir como parte de un DAFO personal, tendrás un primer inventario de aquello que puedes potenciar y aquello que debes mejorar. Tras esto, ha llegado la hora de definir un objetivo. ¿Hacia dónde vas?, ¿cuál es tu visión y misión?  Si estás leyendo Emprenderalia, seguramente será porque ya has decidido que quieres ser un emprendedor dueño de su destino y feliz por haberse lanzado a crear su propio proyecto. Pero, tras esto, denominado ilusión y sin lo que no se puede arrancar, queda un arduo camino para decidir dónde nos queremos posicionar. Llega el momento de echar un ojo ahí fuera y ver qué amenazas y oportunidades  hay para tu labor como emprendedor y tu marca personal. Hablaremos de ello en el siguiente post.

Escrito por

Ruth Ríos Fernández es socia de RSM Comunicación, agencia de comunicación, marketing y marca personal.

Si quieres leer más artículos de Ruth Ríos visita su página.